Guía básica de introducción al vino español · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 100 €

Guía básica de introducción al vino español

Rioja es seguramente el primer nombre que nos viene a la cabeza al hablar de vino español. Pero, ¿qué otras denominaciones hay? ¿Cuáles son las más relevantes ¿Dónde se producen los mejores blancos en España? ¿Cuáles son las mejores marcas de cava?

Mapa ilustrado de los vinos españoles

España es el tercer mayor productor de vino del planeta y el país con el mayor número de hectáreas de viñedo del mundo (casi 1 millón). En sus más de 10.000 bodegas se elabora una enorme diversidad de vinos, desde vinos muy accesibles y asequibles a verdaderas joyas cargadas de historia, entre los que no siempre resulta sencillo escoger. 

¿Cuáles son las principales denominaciones en España?

Las principales regiones productoras de vino de calidad en España se encuentran en el tercio norte de la península ibérica y son fundamentalmente tres: Rioja, Ribera del Duero y Priorat, tres zonas en las que principalmente se elaboran vinos tintos. 

La D.O.Ca. Rioja

Rioja es una de las dos regiones más antiguas de España. La otra es Jerez. Es también la más prestigiosa del país y su historia más reciente está estrechamente vinculada con la historia de los vinos de Burdeos y la plaga de la filoxera. La crianza de vinos en barrica al estilo del Medoc francés y la comercialización del vino embotellado fueron introducidos en España de la mano del Marqués de Murrieta y del Marqués de Riscal. El ferrocarril que unía estas dos regiones fue indispensable para la supervivencia y desarrollo de ambas. De aquí que la mejor introducción al vino de Rioja y del conjunto del vino de calidad en España pase por visitar alguna de las centenarias bodegas del emblemático Barrio de la Estación, en la localidad de Haro. La Compañía Vinícola del Norte de España, CVNE, 'la Cune', es una de ellas y ofrece una amplísima gama de vinos de todos los precios.

No hay que confundir la región vinícola de Rioja con la comunidad autónoma de La Rioja (escrita con artículo delante). El viñedo de Rioja se extiende por la comunidades de La Rioja, Navarra y País Vasco y está dividida en tres subregiones: Rioja Alta, Rioja Oriental y Rioja Alavesa, las tres a orillas del río Ebro.

Los riojas más famosos son los tradicionales y se crían en roble americano, mientras que los de estilo más moderno suelen criarse mayoritariamente en barricas de roble francés. Comparen un vino de López de Heredia Viña Tondonia o de La Rioja Alta, por ejemplo, con cualquiera de los vinos de Artadi, una bodega que, a pesar de haber abandonado el Consejo Regulador de Rioja, ofrece algunos de los mejores ejemplos de rioja moderno. Otras bodegas, como Marqués de Murrieta, ofrecen vinos de los dos estilos. 

La variedad de uva mayoritaria en los vinos de Rioja es la tempranillo pero es muy frecuente encontrarla acompañada de porcentajes de garnacha, graciano o mazuelo, sobre todo en los vinos más tradicionales, o incluso maturana tinta. Viura es la principal variedad blanca, seguida de tempranillo blanco, garnacha blanca y malvasía.

Rioja es una región inmensa y apasionante en el que todos los paladares pueden encontrar su vino. En ella conviven tanto los vinos más clásicos y tradicionales como las grandes marcas de estilo más convencional; los vinos de pequeños viticultores y bodegas familiares al lado de los elaborados por los viticultores y enólogos más reputados. Además de los mencionados antes, prueben también algún vino de Artuke o Abel Mendoza y se harán una primera idea de lo que significa la diversidad de Rioja; y disfruten de las creaciones de maestros como Benjamín Romeo (Contador) o Marcos Eguren (Viñedos de Páganos, San Vicente y Sierra Cantabria).

La D.O. Ribera del Duero

Ribera del Duero es una región de vinos maduros y poderosos, con los aromas derivados de su crianza en madera muy marcados. Son vinos elaborados mayoritariamente con la variedad tempranillo, conocida aquí también como tinto fino o tinta del país, aunque no es infrecuente la presencia de uvas de cabernet sauvignon en muchos de ellos. Mientras que los tempranillos de Rioja se caracterizan por una combinación de aromas afrutados y terrosos y un carácter austero, los tempranillos de Ribera del Duero suelen ser densos y opulentos, con una elegancia más señorial. Los vinos de Ribera del Duero pueden recordarnos a los vinos de Australia por su intensidad. 

En Ribera del Duero también conviven los vinos tradicionales con los de estilo más moderno. Igual que en Rioja, aquí encontramos vinos de las categorías Crianza, Reserva y Gran Reserva, más una cuarta categoría adicional: los vinos Roble, vinos criados en barricas durante solo unos pocos meses. No es una categoría oficial, de aquí que no la verán recogida en las contraetiquetas de las botellas, pero sí un tipo de vinos muy populares e ideales para introducirse en los vinos de esta denominación. Un par de apuestas siempre acertadas: el Pago de los Capellanes Roble y el Resalso de Emilio Moro.

Ribera es la denominación de las emblemáticas bodegas de Vega Sicilia y Dominio de Pingus, de las clásicas Matarromera o Pesquera, así como de una larga lista de productores de vinos tan indispensables como Aalto o Hacienda Monasterio. En Ribera del Duero podemos encontrar también viticultores con producciones muy pequeñas, elaboradas de forma totalmente artesanal a partir de uvas procedentes de un importante patrimonio de viñedos muy viejos, como es el caso de Jorge Monzón, de Dominio del Águila.

La D.O.Q Priorat

Priorat y Rioja son las dos únicas regiones en España que son Denominación de Origen Calificada (D.O.Q, en el caso de la catalana Priorat). Una categoría superior que Rioja recibe por su prestigio histórico y Priorat, por la excepcionalidad de sus pizarrosos suelos de llicorella. Los vinos del Priorat son intensos, musculosos y con una mineralidad muy marcada por la pizarra, vinos terrosos fáciles de reconocer, que recuerdan a los vinos de Languedoc-Roussillon o incluso, los más maduros, a los del Piamonte

La historia más reciente de los vinos del Priorat nace a finales del siglo XX y está marcada por dos aspectos. Por un lado, cinco nombres conocidos como los padres del nuevo Priorat: René Barbier (Clos Mogador), Josep Lluís Pérez (Mas Martinet), Carlos Pastrana (Costers del Siurana), Álvaro Palacios (Finca Dofí) y Daphne Glorian (Clos i Terrasses). Ellos fueron los primeros en apostar decididamente por el potencial oculto de esta región, un patrimonio de viejos viñedos de garnachas y cariñenas plantados en terrazas y en los famosos costers, laderas muy pronunciadas. El otro factor tiene que ver con el reducido precio que se pagaba por el kilo de uva y que de repente fue generosamente incrementado a iniciativa de la Cooperativa de Porrera. Este gesto revolucionario tenía como objetivo preservar el gran patrimonio de viña vieja del lugar, dignificar la labor del viticultor y contribuir así a recuperar la zona en su conjunto. Hoy son las nuevas generaciones de esas mismas familias locales junto con los inquietos enólogos y viticultores llegados de muchos otros lugares los que siguen manteniendo alto el listón de calidad de los vinos prioratinos. Sara i René Viticultors, Ester Nin, Scala Dei y Terroir al Límit son algunos de los principales productores hoy en el Priorat. A su lado, vinos de entrada como Els Pics o Les Crestes ofrecen una calidad excepcional por muy poco dinero.

¿Qué otras denominaciones podemos explorar?

En Cataluña, la denominación de Montsant ofrece vinos intensos, terrosos y con aromas de matorral mediterráneo, una excelente oportunidad para aproximarse a la emblemática y vecina Priorat. Son vinos de garnacha y cariñena, mezcladas con otras variedades como la syrah, la cabernet sauvignon o la tempranillo, conocida aquí por su nombre en catalán ull de llebre. Los vinos de Acústic Celler, Venus La Universal o Celler Joan d'Anguera son algunos indispensables de una lista difícil de acotar.

Cerca de Barcelona, en el Penedès podemos encontrar prácticamente cualquier estilo y color de vino. Solo hay que ver los catálogos de Parés Baltà o Albet i Noya, el pionero de los vinos ecológicos en España. Los blancos elaborados con la autóctona xarel·lo se cuentan entre los más personales, frescos y sabrosos. El Nun Vinya dels Taus de Enric Soler, 100% xarel·lo, se cuenta ya entre los mejores blancos de España. Alemany i Corrió, Joan Rubió y Celler Can Credo son otros de los nombres a tener muy en cuenta. 

Descendiendo por la costa mediterránea, la monastrell (mourvèdre) aparece como la variedad reina. En Jumilla ofrece unos vinos perfumados de olivas negras y violetas, con estilos muy diversos, desde vinos concentrados al estilo del Nuevo Mundo, a los más tersos y estilizados. Comparen los contundentes vinos de Juan Gil o El Nido con los elegantes y a su vez rústicos de Casa Castillo.

La garnacha es la segunda gran uva tinta de España. Cerca de Rioja, la denominación aragonesa de Campo de Borja ofrece unas deliciosas garnachas maduras, vinos muy afrutados que llenan la boca de amabilidad y finos taninos. Si les gustan los tintos australianos, les encantarán los nuevos vinos de esta tierra como los de Bodegas Alto Moncayo.

También son extraordinarias las garnachas de Gredos, unos vinos que nacen en el centro de la península, a caballo entre las provincias de Madrid, Ávila y Toledo, en una tierra que no goza de reconocimiento oficial a pesar de ser de las más reconocibles de todo el país. Las garnachas de Gredos son nobles, silvestres, con una elegante rusticidad y ligero color. Son bodegas imprescindibles aquí Bernabeleva y Comando G.

Volviendo al norte de la península, es indispensable conocer los nuevos vinos que se elaboran tanto en el Bierzo como en Ribeira Sacra. En el Bierzo, Ricardo Pérez Palacios (familia Palacios) y Raúl Pérez han empezado a situar esta región entre las mejores de España, con unos exquisitos vinos ricos en fruta silvestre, frescos y equilibrados cuya personalidad es a menudo comparada con los vinos de algunas subzonas de la Borgoña o del norte del Ródano. A su lado, Ribeira Sacra ofrece unos vinos tan bellos e impactantes como su mismo paisaje, vinos llenos de frescor atlántico, aromas florales y una marcada mineralidad. Déjense seducir por los vinos de Dominio do Bibei y Guímaro.

¿Dónde se elaboran los mejores vinos blancos en España?

España cuenta con dos denominaciones dedicadas casi exclusivamente a la elaboración de vinos blancos: Rueda y Rías Baixas. Aun así, pueden encontrarse excelentes blancos en casi todas las demás denominaciones del país.

Rías Baixas está situada en Galicia, en el extremo oeste, al norte de Portugal. Es la región de los refrescantes y salinos blancos de uva albariño, vinos siempre afrutados, grasos y minerales. Los mejores albariños envejecen de maravilla en botella y pueden recordar a los rieslings alemanes. Son vinos con una elevada acidez, muy marinos, ideales para pescados y marisco. Les recomendamos añadir estos nombres a su lista de favoritos: Fefiñanes, Zárate, Pazo de Señoráns, Do Ferreiro y Rodrigo Méndez.

Rueda se encuentra en tierras de Castilla y León, muy cerca de Ribera del Duero. Es la región de los aromáticos blancos de verdejo, una uva que combina de maravilla los aromas afrutados con los recuerdos herbáceos que le dan nombre (verdejo, de verde, 'verde' en español). Los verdejos de José Pariente son algunos de los más conocidos, mientras que los de Menade, Barco del Corneta o Isaac Cantalapiedra se cuentan entre los más frescos y de mayor calidad. El gran verdejo criado en barrica sigue siendo el Belondrade y Lurton.

Todavía en la parte noroeste de la península, Valdeorras y Bierzo ofrecen unos elegantísimos blancos de godello, blancos con cuerpo y una crujiente mineralidad como demuestran el extraordinario As Sortes de Rafa Palacios o los vinos de Bodegas Valdesil

Avanzando hacia el este, Rioja deleita los paladares de los amantes de los blancos secos con buen cuerpo, vinos elaborados a base de viura, garnacha blanca y malvasía, tanto jóvenes como criados en barrica. Abel Mendoza es el gran maestro de los monovarietales blancos.

Llegados a la costa del Mediterráneo, en tierras catalanas, la variedad xarel·lo ha demostrado ser muy apta para el envejecimiento y ofrece excelentes blancos criados en barrica en el Penedès, mientras que la Terra Alta, más al sur, regala unos frescos y expresivos vinos de garnacha blanca.

Los blancos españoles son blancos secos por definición. Aun así, pueden encontrarse verdaderas exquisiteces dulces en tierras andaluzas bajo la denominación de Málaga, blancos elaborados con uvas de moscatel de Alejandría. Los mejores, los Molino Real de Telmo Rodríguez y los de Jorge Ordóñez & Co.

Cavas y vinos de Jerez

Sería muy injusto e incompleto hablar de vinos españoles y no dedicar al menos unas líneas a sus vinos espumosos y a los tradicionales vinos andaluces: cavas y jereces.

La elaboración de espumosos en España cuenta con una larga tradición y se elaboran siguiendo el método tradicional de la segunda fermentación en botella, igual que los champagnes franceses o los franciacortas italianos. Ante la imposibilidad de utilizar el término popular de champán, en el año 1972 se aprobó denominarlos cavas, tomando el nombre que reciben las bodegas subterráneas utilizadas para la crianza de las botellas.

La principal producción de cavas se encuentra en la catalana región del Penedès, elaborados mayoritariamente con una mezcla de xarel·lo, macabeo y parellada en distintas proporciones. Hoy, utilizamos el término cava de un modo amplio para referirnos a todos los vinos espumosos producidos en España, no solamente los acogidos a la D.O Cava sinó también los espumosos de la D.O. Clàssic Penedès y los de los elaboradores reunidos bajo la reciente marca de Corpinnat, donde se encuentran nombres de la talla de Recaredo o Gramona.

Si los champagnes son mayoritariamente de tipología brut, los cavas son brut nature sin que por ello les falte dulzor y amabilidad; las uvas consiguen tener un elevado contenido de azúcares de forma totalmente natural gracias al sol mediterráneo. Los cavas de las categorías Reserva y Gran Reserva son una excelente opción para disfrutar de un vino realmente seductor y refinado, de gran calidad, a un precio mucho más asequible que sus similares del norte de Francia o Italia. Para un plus de glamour, el Raventós i Blancs de Nit, el Colet Assemblage y el Rosat Barrica de Carles Andreu se cuentan entre los mejores cavas rosados.

Los vinos de Jerez son vinos fortificados, es decir, del mismo estilo que los oportos y madeiras de Portugal, o los marsalas de Sicilia, en Italia. Son los vinos típicos de Andalucía, elaborados mediante un sistema de crianza conocido con el nombre de criaderas y solera, que consiste en criar el vino en barricas almacenadas las unas sobre las otras, en hileras superpuestas. El vino que se embotella se extrae parcialmente de las barricas inferiores y el volumen vaciado vuelve a rellenarse con la misma cantidad de vino de la barrica superior. Finalmente, las barricas más altas se rellenan con vino de la nueva cosecha. Esta mezcla de cosechas a lo largo del tiempo es la que imprime su carácter tradicional y añejo, con unos aromas punzantes muy intensos y típicos. 

Los vinos tradicionales andaluces más conocidos se encuentran en el Marco de Jerez, un triángulo formado por varias localidades alrededor de Jerez de la Frontera, en la provincia de Cádiz, cerca del peñón de Gibraltar. Se elaboran con uvas de palomino y están acogidos a la doble denominación de Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla - Sanlúcar de Barrameda. En la provincia de Córdoba también se elaboran vinos tradicionales pero con la variedad pedro ximénez. Son los vinos de la D.O. Montilla-Moriles. Las tipologías de vino tradicional andaluz más conocidas son las siguientes: fino, manzanilla, amontillado, oloroso y palo cortado. Los dos primeros son más indicados para el aperitivo, tapas y copeo, o para acompañar los típicos gazpacho y salmorejo, mientras que los otros tres maridan con una amplísima variedad de platos. Compruébenlo con cualquier manzanilla de Hidalgo La Gitana, cualquier referencia La Bota del Equipo Navazos o la gama Gran Barquero de Pérez Barquero. Para los postres, los concentrados dulces de moscatel o pedro ximénez resultan sublimes sobre un helado de vainilla o un trozo de pastel de chocolate. No les será fácil decidirse entre Ximénez-Spínola, Alvear o Toro de Albalá.

Clasificación vinos españa según sensaciones

Tintos

Clasificación vinos blancos españa según sensaciones

Blancos