Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSelecciones
Transporte gratuito a partir de 100 €Gastos de envío

Tempranillo

El tempranillo es la gran uva tinta de España, la variedad en la que se basan los vinos de algunas de las denominaciones españolas de mayor prestigio, como Rioja, Ribera del Duero o Toro.

Su afinidad con el roble, del que asimila los tonos especiados y torrefactos la ha llevado a ser plantada en casi cualquier rincón de España, y la uva ha respondido con carácter local a cada uno de los terruños que la ha acogido. Así, en la DOC Rioja luce toda su elegancia, en Ribera del Duero su intensa madurez y, en Toro, su potencia. No obstante, pese a poseer un sinfín de virtudes, el tempranillo no ha viajado en exceso fuera de la Península Ibérica. Existen plantaciones más o menos numerosas en el sur de Francia, en Australia, en Argentina y, por supuesto, en Portugal, donde se la conoce como aragonez o tinta roriz y participa en los cortes del archiconocido Oporto.

Los vinos de tempranillo tienen buen color, acidez más bien baja, taninos comedidos y una buena carga de fruta. Son muy apetecibles tanto jóvenes como tras largas crianzas y combinan la elegancia del pinot noir con la fina tanicidad del cabernet franc. Su textura es sedosa y su nariz suele vestirse de frutos rojos silvestres en los primeros años de vida del vino; al envejecer, su aromática vira hacia las ciruelas, el tabaco y, en los ejemplos de climas más cálidos, hacia los higos. Las duelas de las barricas le aportan la parte especiada y torrefacta que tan bien encaja con la personalidad del tempranillo: coco, vainilla, pimienta o café son algunos de los aromas terciarios que con total naturalidad parecen ya indisociables de los tempranillos con crianza.

Vino con Tempranillo