Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSeleccionesRegiones
¡ÚLTIMO DÍA! ¡Hasta -25% en las 5 DO españolas más vendidas!2h 11m 45s

Malbec

La uva malbec, pese a su origen francés (Cahors y Burdeos) ha cruzado el Atlántico para convertirse en estrella en un país sudamericano, Argentina, en un viaje parecido al que la uva tannat emprendió hacia Uruguay o la Carmenere hasta Chile. Hoy, la malbec ocupa tres cuartos del viñedo argentino y desde allí ha iniciado su expansión por otros países del mundo. Argentina nos ha acostumbrado a vinos monovarietales, pero la uva malbec sigue jugando un papel de cierta relevancia en el corte de algunos tintos bordeleses y, por supuesto, de Cahors.

Los vinos elaborados a partir de uvas malbec, o côt, como se la conoce en parte del viñedo francés, son ricos y seductores, plenos de sabores de fruta negra (ciruelas y moras), chocolate, humo y tabaco. Son vinos secos y corpóreos, de color morado, de acidez y taninos medios, expresivos pero muy fáciles de comprender y con amplias posibilidades gastronómicas.

Las uvas de malbec adoran el sol y es gracias a el que consiguen madurar sus gruesas pieles y ganar color. Sin embargo, un exceso de calor puede debilitar su medida acidez, por lo que, a menudo, los mejores vinos de malbec se elaboran en altitud, allí donde los contrastes térmicos día-noche son importantes. En cuanto a la crianza, es importante destacar que, pese a que la malbec casa bien con los aromas de la madera, no necesita de ésta para lucir toda la opulencia de su fruta; es posible encontrar ejemplos de vinos con largas crianzas, pero, a menudo, unos pocos meses son suficientes para redondearla y convertirla en un gran vino.

Vino con Malbec