País de destino:
España
Idioma
CARRITO
- 25% en más de 3.000 vinos italianos5h 29m 8s

Dominio del Águila

Dominio del Águila

Pese a su corta edad, la bodega Dominio del Águila se ha convertido en uno de los nombres más relevantes de la Ribera del Duero. Sus vinos se encuentran, en la actualidad, en la cima de...

Año de fundación2010
EnólogoJorge Monzón
Viñedo propio:35 / ha
Producción anual70.000 botellas
País
Regiones
Uvas

Vino de Dominio del Águila

6 productos

27,95

(26,56 x3)

x3 -5%

67,80

294,95

Agotado

66,50

Agotado

189,00

Agotado

25,40

(23,62 x3)

x3 -7%

Dominio del Águila

Pese a su corta edad, la bodega Dominio del Águila se ha convertido en uno de los nombres más relevantes de la Ribera del Duero. Sus vinos se encuentran, en la actualidad, en la cima de la pirámide de calidad del vino castellano, tal y como certifican, año tras año, los mejores críticos nacionales e internacionales, absolutamente rendidos a las bondades de este pequeño proyecto burgalés.

La bodega

Dominio del Águila es una bodega familiar con sede en La Aguilera, un pequeño pueblo de la Ribera del Duero. Está dirigido por la pareja formada por Jorge Monzón e Isabel Rodero, vigneron y arquitecto respectivamente que, en 2010, unieron sus esfuerzos para hacer realidad su sueño.

Su pasión fue siempre la viña. Jorge proviene de una familia de varias generaciones de viticultores y sus estudios se basaron en el suelo, la viticultura y la enología. Acudió a las universidades de Burdeos y Borgoña y trabajó con bodegas de prestigio como el Domaine de la Romanée-Conti, el Grupo Vega Sicilia o Bodegas Arzuaga-Navarro, donde fue director técnico durante nueve campañas. Desde 2013 está ocupado a tiempo completo en Dominio del Águila.

Jorge e Isabel apostaron por rehabilitar un lagar tradicional del siglo XVII y seis bodegas/galerías subterráneas del siglo XV, que se han conectado entre sí y guardan ahora los depósitos de hormigón y los cubillos (barricas) de roble.

Territorio y viticultura

El mayor activo del Dominio del Águila es el viñedo. Cuentan con 30 hectáreas de viñas muy viejas, la mayoría en agricultura ecológica, además de 5 hectáreas relativamente jóvenes (menores de 50 años). Son también proveedores de uvas de algunas de las principales bodegas de la región desde hace más de 10 añadas.

A lo largo de unos primeros años de aprendizaje y adquisición de experiencia, la pareja se ha dedicado también a la recuperación de los viñedos familiares, hasta reunir en propiedad un importante patrimonio de viña de muy alta calidad, verdaderos grands crus. La uva tempranillo es la protagonista principal, conviviendo en coplantación con otras variedades como blanca del país, bobal, garnacha, albillo o tempranillo gris.

En Dominio del Águila se esfuerzan por hacerlo todo de manera artesanal, siendo muy respetuosos con la naturaleza y creando una simbiosis entre tradición y conocimiento. El uso de infusiones de hierbas, como la valeriana o la mielenrama, para el tratamiento de las viñas, es buena prueba de ello.

Elaboración

El objetivo final de Dominio del Águila es hacer vinos puros y finos. Vinos ecológicos que sean capaces de envejecer durante mucho tiempo, pero también de ser disfrutados a edades más tempranas.

Todos ellos están elaborados sin despalillar y pisados en el lagar, como antiguamente. La fermentación maloláctica la realizan en cubillos de roble de la más alta calidad y el envejecimiento en las galerías subterráneas. Se embotellan sin filtrar ni clarificar.

Los vinos

Los Pícaros

Pícaro del Águila Clarete: tempranillo y blanca del país mayoritariamente, acompañadas de garnacha, bobal y tempranillo gris. Prensado directo. Fermentación y crianza de 20 meses en cubillos de roble. Rosado complejo con aromas de frutas diversas, tonos balsámicos y tostados. Fresco, jugoso y salino.

Pícaro del Águila Tinto: 15-19 meses en cubillos de roble. Tempranillo mayoritariamente, con blanca del país, garnacha y bobal. Sin despalillar y pisado en el lagar. Nariz de fruta negra y flores, sobre un fondo mentolado. Fresco, envolvente y redondo.

La bandera

Dominio del Águila Reserva: el vino bandera de la bodega, un tinto reserva con más de 30-35 meses de crianza en cubillos de roble francés. Tempranillo mayoritariamente, con blanca del país, garnacha y bobal. Nariz almizclada, con notas de violetas y salsa de soja. Complejo, fluido y con marcado carácter calcáreo.

Los tesoros

Canta La Perdiz: gran reserva de más de 40 meses en roble. Tempranillo, cariñena, bruñal, bobal y albillo de cepas muy viejas. Color cereza con aromas de nuez moscada y tiza. Complejo,   distinguido y mineral. Consiguió 100 puntos Parker en la añada 2016. 

Dominio del Águila Albillo Viñas Viejas: un borgoña blanco en la Ribera del Duero. Viñas viejas, mayoritariamente de albillo mayor. Fruta blanca, ciruelas claudias y pan tostado. Boca envolvente, redonda y amplia.

Peñas Aladas Gran Reserva: el  tinto más exclusivo de Dominio del Águila. Uva de pequeñas parcelas de más de 80 años de tempranillo, mezclada con otras variedades como bobal, bruñal y albillo. Fermentación conjunta y 57 meses de crianza en barrica. Producción muy limitada y sorprendente capacidad de guarda. Aromas de violetas, bayas silvestres y especias exóticas. Boca compleja y madura, repleta de carácter, elegancia y equilibrio.