Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSelecciones
Transporte gratuito a partir de 200 €Gastos de envío

Ribera del Duero

Dónde está Ribera del Duero

Cuando se piensa en tintos españoles de calidad, los vinos de Ribera del Duero aparecen como un referente que se consolida día a día. El buen trabajo de las bodegas, que han apostado por expresar el terroir a través de sus elegantes vinos, enriquece el panorama vitícola español y sitúa el listón de la calidad a niveles muy altos.

Los factores que han condicionado el auge de estos vinos son muchos, pero los podríamos resumir en: la optimización del buen comportamiento de su variedad autóctona estrella, la tinta del país o tinto fino (tempranillo), el microclima predominante en la zona con noches frías y días calurosos que ayudan a la buena maduración de la uva, el suelo calizo y de tiza y, sobre todo el buen hacer de los bodegueros, que han sabido encontrar el punto de equilibro entre las peculiaridades de la variedad y la aportación de la crianza en roble.

La región se sitúa a lo largo de 110 km del río Duero a su paso por las provincias de Soria, Segovia y sobre todo Burgos y Valladolid, donde se encuentran la mayoría de viñedos. Las vides se plantan en laderas y terrazas que van descendiendo hacia el río, o en terrenos de suaves ondulaciones.

Pese a la indiscutible y bien merecida popularidad de los vinos de Ribera del Duero, su historia como denominación de origen no se inició hasta 1982, aunque descubrimientos arqueológicos demuestran que en estas tierras se cultivaba ya el viñedo hace más de 2500 años. En 1972, por ejemplo, se descubrió durante la vendimia, un mosaico romano de 66 metros cuadrados adornado con alegorías báquicas que se considera desde entonces la pieza de este estilo más grande de la Península Ibérica.

Ya en tiempos contemporáneos, tuvo que ser la iniciativa de un grupo de viticultores y bodegueros enamorados de la tierra y preocupados por la consideración que por aquel entonces recibían sus vinos, los que apostaran por solicitar la Denominación de Origen. En 1980, el consejo regulador empezó a actuar de forma provisional y dos años más tarde llegó la oficialidad. Desde entonces, muy pocas regiones en el mundo han tenido un ascenso tan meteórico como la Ribera del Duero. Se implementaron nuevas prácticas de cultivo orientadas siempre a la obtención de la mejor uva posible y se introdujeron las más modernas tecnologías en bodega; al tiempo, el Consejo Regulador empezó a aplicar exhaustivos controles de calidad sobre todo el proceso de vinificación y cultivo, dando lugar a vinos que mejoraron a pasos agigantados en un corto periodo de tiempo.

A todos aquellos cambios se sumaron los valores que siempre habían estado allí, pese a que no siempre se habían interpretado correctamente: el clima, el suelo y la uva. A lo largo de 115 kilómetros de ribera, las condiciones climatológicas tienen gran influencia en el ciclo vegetativo de las viñas: las lluvias son más bien escasas (entre 400 y 600 mm al año), los veranos secos y los inviernos crudos, y los contrastes térmicos son considerables; todos ellos son factores clave en la madurez y la complejidad de la fruta obtenida. En lo que respecta al suelo, la Ribera del Duero es, nuevamente, una región privilegiada. Arenas limosas y arcillosas se entremezclan con capas calizas y de margas en altitudes que oscilan entre los 750 y los 900 metros.

UVAS

Capítulo aparte merece la uva. Los rendimientos máximos aceptados por la DO son de 7000 kilogramos por hectárea, cualquier finca que produzca uva por encima de estos límites no podrá etiquetar sus vinos como Ribera del Duero. Pese a que la región produce interesantes vinos blancos a base de la variedad albillo, la denominación es especialmente conocida por sus vinos tintos y, más concretamente, por los elaborados con la variedad tempranillo o tinta fina. Otras uvas tintas la acompañan en ocasiones en pequeños porcentajes en los cortes finales, pero ninguna uva ha sido capaz de discutirle la hegemonía a la autóctona tinta fina. Con esta uva de racimos compactos se obtienen vinos de intenso color violáceo, aromas a frutos negros silvestres y tanicidad firme pero dulce.

VINOS

Existen más de 1200 marcas con el sello de la Denominación de Origen Ribera del Duero que, además de su procedencia, detallan el tipo de vino que el consumidor encontrará en cada botella: rosado, joven, crianza, reserva y gran reserva. El vino blanco es prácticamente testimonial en cuanto a su producción.

El vino rosado, afrutado y fresco, se elabora con un mínimo del 50% de las variedades de uva tinta autorizadas (tempranillo, cabernet sauvignon, merlot, malbec, garnacha tinta), mientras que, para los vinos tintos, un mínimo del 75% debe corresponder a la tinta del país o tinto fino, uva que por sí sola o combinada con cabernet sauvignon, merlot y/o malbec debe alcanzar el 95% del corte; garnacha tinta o albillo pueden ocupar el 5% restante.

El tinto joven es aquel que no ha recibido crianza en barrica o aquel que, en caso de haber sido criado, ha permanecido en roble durante un periodo inferior a los 12 meses. Son, sin duda, los vinos de color más llamativo e intenso, con tonos violáceos y aromas de pura fruta silvestre. En boca son refrescantes y jugosos, tánicos y muy vivos.

El vino de crianza permanece un mínimo de 12 meses en barrica y debe comercializarse después del uno de octubre del segundo año tras la vendimia, llegando así al mercado completamente redondo y listo para un deleite inmediato. A menudo lucen color picota intenso y algún tono azulado que recuerda su recién aparcada juventud. En nariz, el equilibrio entre la fruta y las especias y tonos torrefactos de la madera es perfecto. En boca son estructurados, sedosos y expresivos, con un complejo paso de boca y un largo final.

Los tintos reserva requieren 36 meses de añejamiento, repartidos entre botella y barrica, con un mínimo de 12 meses en esta última. Deben llegar al mercado con posterioridad al 1 de octubre del tercer año después de la cosecha para que su afinamiento sea perfecto y su color luzca ya reposado, vestido de tonos rubí. En nariz son vinos muy elegantes, con la fruta madura combinada con recuerdos olfativos a cuero y bálsamos. En boca son vinos muy equilibrados, potentes a la par que delicados, con una aromática compleja y de largo recorrido.

Por último, encontramos los vinos gran reserva, aquellos con un mínimo de 60 meses de crianza entre botella y barrica, con un mínimo de dos años en madera. Llegan al mercado después del quinto 1 de octubre tras su vendimia. A la vista seducen por su variedad cromática, con tonos que van desde el granate hasta el rubí y que aparecen matizados por los ribetes color teja que no pueden esconder su noble envejecimiento. En nariz, la fruta se aprecia muy madura y los aromas terciarios derivados de su estancia en roble adornan el vino de especias, tonos tostados y recuerdos de caza. En boca, pese a su avanzada edad, conserva una estructura sólida, aunque combinada con una elegancia y una complejidad mayor que la de sus hermanos pequeños. Su viva acidez le permite un paso de boca perfectamente equilibrado y le augura un largo porvenir.

BODEGAS Y ARQUITECTURA

Aquellas bodegas cuyas puertas están abiertas al público se han agrupado formando el itinerario que se conoce como la Ruta del Vino Ribera del Duero. Visitándolas resulta sencillo comprender el esfuerzo continuo que ha acompañado a las gentes de estas tierras desde los tiempos de los vacceos hasta la actualidad. El vino ha sido siempre una de los principales motores económicos de la región y una actividad que vivió uno de sus momentos álgidos durante la Edad Media. En aquellos siglos, los monasterios fueron el epicentro de la elaboración de vino y se excavaron las primeras bodegas subterráneas que aún hoy se conservan. Aquellas galerías horadadas a varios metros de profundidad permitieron aumentar la producción de vino y un buen número de ellas se conserva aún, pese a que la mayoría ya no como bodegas. No obstante, en algunas de ellas se sigue elaborando y criando todavía vino.

Como contrapunto, existen las bodegas de vanguardia, aquellas que han apostado por la arquitectura más creativa para dar forma a sus edificios y facilitar los trabajos en su interior. Algunas de ellas, como es el caso de Bodegas Protos o de Bodegas Portia son verdaderos templos modernos del vino, auténticos monumentos contemporáneos que uno no debe perderse en una visita a la Ribera del Duero si quiere captar de manera global la compleja y rica realidad del vino ribereño.

Nombres como Bodegas Vega Sicilia o Dominio de Pingus tocan el cielo de la denominación, mientras otros grandes productores como Tinto Pesquera, Bodegas Emilio Moro, Pago de los Capellanes, Pago de Carraovejas o Aalto refuerzan con cada añada los fuertes cimientos de la actual DO. Y si buscamos vinos de bodegas más pequeñas, también podemos encontrarlos entre pequeñas joyas como Dominio de Atauta o Viñedos Alonso del Yerro.

GASTRONOMÍA

Por si solo con el vino, la arquitectura y la historia no bastase, la Ribera del Duero es también una zona de gran valor gastronómico y no únicamente por el vino. Las recetas tradicionales de la región maridan a la perfección con el producto obtenido de las uvas, al tiempo que una creciente corriente de cocina de autor se va asentando también y sorprendiendo a todo aquel que tiene la suerte de degustarla. Cordero y lechal son dos palabras celestiales para los oídos de muchos, pero la Ribera del Duero es también tierra de grandes quesos, incomparables embutidos y extraordinarias carnes de caza, entre otros manjares.

Vino de Ribera del Duero

372 productos
Envío inmediato

11,20

Envío inmediato

8,55

Disponible en 7 días

19,90

Envío inmediato

8,45

Envío inmediato

12,50

Compra limitada a 60 bot.
Envío inmediato

8,55

Compra limitada a 60 bot.
Envío inmediato

70,30

/ bot. 1,5 L
Envío inmediato

32,90

Disponible en 10 días

10,50

4 para envío inmediato

11,50

Envío inmediato

8,95

Envío inmediato

34,40

Envío inmediato

21,95

Envío inmediato

12,90

Disponible en 5 días

14,90

Disponible en 6 días

21,50

Compra limitada a 60 bot.
Envío inmediato

18,80

Envío inmediato

12,05

Disponible en 6 días

8,25

Envío inmediato

18,90

Envío inmediato

15,50

11 para envío inmediato

25,95

Disponible en 10 días

19,60

Disponible en 7 días

12,90