País de destino:
España
Idioma
CARRITO
¡SEGUNDAS REBAJAS! Hasta -15%dto.

Rafael Palacios

Rafael Palacios es uno de los principales referentes del vino de Valdeorras y el autor de uno de los blancos más nobles y complejos: As Sortes. Descendiente de la familia riojana Palacios Remondo,...

EnólogoRafael Palacios
Viñedo propio:11.5 / ha
País
Regiones
Uvas

Vino de Rafael Palacios

3 productos
Agotado

17,50

Agotado

46,90

39,87

/ bot. 0,5 L
-15%
Agotado

43,90

Rafael Palacios

Rafael Palacios es uno de los principales referentes del vino de Valdeorras y el autor de uno de los blancos más nobles y complejos: As Sortes. Descendiente de la familia riojana Palacios Remondo, se estableció en Galicia el año 2002 y encontró en la subzona de Val do Bibei las condiciones de sutileza idóneas para elaborar sus extraordinarios blancos de godello, profundos y elegantes como pocos.

La bodega

Rafael Palacios es el hijo más joven de la riojana familia Palacios Remondo. Estudió y trabajó en Francia, adquiriendo conocimientos con la familia Moueix, propietaria de Pétrus, y otros châteaux. Allí se impregnó de la tradición del Pomerol, hasta que decidió viajar a Australia. En las tierras del canguro, trabajó con el grupo Penfolds, una experiencia que le abrió la mente.

En 1996, volvió a la bodega familiar. Descubrió entonces que se estaba planteando la idea de arrancar las viñas de viura, pues con el boom del verdejo y el albariño, el blanco de Rioja no se vendía. A base de insistir, consiguió que le dejasen experimentar. Así que compraron unos fudres de roble y, en 1997, elaboró en ellos Plácet, su primer vino blanco. 

En 1999, Rafael probó por primera vez, un godello, un Guitián. Aquel vino le marcó enormemente por su profundidad y su carácter, tanto que, en 2002, empezó a colaborar con una bodega gallega. Descubrió la Galicia interior y se enamoró de sus suelos y sus climas, decidiendo, en 2004, iniciar allí su proyecto personal. El primer paso fue comprar viñedos viejos de godello a viticultores ancianos, en la subzona del Valle del Bibei. Hoy, Rafael admite que, en Galicia, se ha hecho viticultor a base de aprender en los viñedos, porque venía de una escuela mucho más técnica. Rafael es un gran defensor de la viticultura tradicional.

Territorio y viticultura

Explica Rafael que llegó a ver uvas de godello quemadas por el sol, algo que no había visto nunca, ni tan solo con la viura de Rioja. Esto le hizo replantearse abandonar, pero decidió entonces apostar por la altitud, el frío y el granito, sabiendo que a la godello no le gusta el calor ni la arcilla. En estas condiciones, los aromas de la uva no son tan exuberantes, pero, a cambio, los vinos transmiten mucho más el carácter del terruño.

La extremada orografía, la baja producción de unos suelos poco fértiles, la filoxera y la depresión de los años veinte habían llevado a un abandono casi total al viñedo de la comarca de Valdeorras. Las pequeñas parcelas heredadas por algunos viticultores a sorteo (as sortes, en gallego), fue todo lo que Rafael pudo adquirir.

Están situadas en la parte más occidental de la región, a los pies del Macizo Central Ourensano. Son suelos arenosos que están formados por la degradación natural de la roca de granito y por la presencia de esquistos de cuarzo. En estas tierras, las cepas sufren más el estrés hídrico, porque son terrenos que drenan muchísimo. Las vides allí plantadas necesitan algunas lluvias durante el verano para alcanzar una buena madurez fenólica. Hay que podar tarde para asegurar una brotación más tardía y esperar a que culmine la lenta maduración de la godello, algo que en las mejores añadas sucede en noviembre.

Por su composición, los suelos que cultiva Rafael se erosionan con falicilidad, hecho que ha obligado a adaptar maquinaria de labrado ligera con el fin de cuidar la estructura de sus bancales. Asimismo, se ha incorporado el laboreo tradicional con tracción animal y se han dejado de usar herbicidas y tratamientos de síntesis, recuperando de esta manera la viticultura y el paisaje históricos del Valle del Bibei. Las viñas más viejas son manejadas según la agricultura biodinámica y están en proceso de clasificación Demeter.

Actualmente, los viñedos en propiedad son 32 parcelas con una superficie total de 24,5 hectáreas de la variedad godello (y 1,2 hectáreas de treixadura), con edades que oscilan entre los 9 y los más de 100 años de la sorte antigua. Disfrutan de un clima continental de influencia atlántica y están situadas al margen derecho del río Bibei. Su altitud oscila entre 620 y 740m, siendo unas de las más elevadas de Galicia. 

Los vinos

Los vinos de Rafael Palacios son grandes blancos, fragantes y frescos, sin los aromas impuestos que encontramos en los vinos elaborados con levaduras comerciales. Son vinos con un fuerte sentimiento de pertenencia a un lugar. 

Vinos regionales

Louro: viñedos de 25 años, altitud 600 metros.  Fermentación y crianza de 4 meses en foudres de roble francés. Aromas de hinojo y flor de castaño, con notas cítricas y un atractivo recuerdo mineral a roca húmeda y sal.

As Sortes: elaborado con uvas de los viñedos más viejos en propiedad (finales de los 70 y principios de los 80), clones recuperados de antiguas cepas tradicionales. Fermenta y se cría en barricas de 500 durante 8 meses. Pomelo, reineta, boj húmedo y flor de castaño. Angulado y frío al inicio, graso en su final.

Vinos parcelarios

Sorte Antiga: vino de parcela de cepas centenarias, godello plantada en 1.920, en pie franco y formada en vaso. Su clon original y antiguo, produce racimos pequeños y baja producción. Fermentación de forma tradicional durante un mes con sus hollejos en tinos de roble abiertos y crianza de 12 meses en barrica usada. Gran textura en boca con un leve recuerdo a la fermentación con hollejos; frutal, sabroso y concentrado.

O Soro: vino de parcela única, plantada en bancales en 1.978, con un clon original de godello de vigor muy bajo. Recibe una brisa permanente que define su carácter dual, entre madurez y frescura. Tiene una gran elegancia y marcados aromas de piel de mandarina y flores de magnolia, es etéreo, pero al mismo tiempo potente.

Vinos dulces

Sorte Souto: vendimia tardía de la parcela Souto dos Santos. Godello plantado en 1.979 entre castaños, con pocas horas de sol que explican su alta acidez. Solo se elaborar en añadas concretas. Vino con doble carácter: aromas dulces y florales, gran acidez y marcado carácter salino. 

 

Ubicación y contacto