Vino tintoVino blancoCava y ChampagneVino rosadoDestiladosIdeas para regalar
Transporte gratuito a partir de 200 €País de destino

Mencía

La mencía es la uva tinta estrella del noroeste español y la responsable del auge de pequeñas denominaciones de origen como El Bierzo y La Ribeira Sacra. Parece que los primeros viñedos datan de la Edad Media, cuando las órdenes monásticas establecidas en la región procedentes de la Borgoña, realizarían diversos cruzamientos entre sus propias uvas y las vides autóctonas. La variedad actual es capaz de producir vinos ligeros y frescos, pero también de dar lugar a grandes tintos que envejecen con elegancia, especialmente cuando la uva procede de viñedos viejos y de suelos pobres.

Los racimos de mencía son pequeños, así como las bayas. La uva es de un color negro azulado y bastante sensible a las enfermedades fúngicas, pero los esfuerzos en el viñedo se ven ampliamente recompensados en bodega, donde la mencía es capaz de ofrecer vinos afrutados y aromáticos de gran poder de seducción. Las plantas jóvenes o los viñedos de alto rendimiento no ofrecen demasiada intensidad colorante, pero trabajando con cepas viejas o regulando la carga en pos de una perfecta maduración, se pueden conseguir mayor color y complejidad. Los mejores tintos de mencía son aterciopelados y vivos y admiten muy bien la crianza en madera, sumando tonos especiados y torrefactos a su aroma naturalmente afrutado (frambuesas) y discretamente ahumado. Además, es buena conductora del terruño y transmite el carácter de cada clima y cada suelo con transparencia.

No es una variedad demasiado alcohólica ni demasiado ácida, por lo que funciona también muy bien en vinos rosados o en maceraciones carbónicas. Su carácter mineral, su cuerpo medio y su tacto sedoso decorado de recuerdos de frutos de bosques y matorrales la están convirtiendo a pasos agigantados en una uva de creciente interés entre los consumidores ávidos de nuevas sensaciones y estímulos.

Vino con Mencía