Vino de M. Chapoutier · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

M. Chapoutier

M. Chapoutier

La Maison Chapoutier cuenta con una tradición familiar que se remonta a 1808 si bien no fue hasta que Michel Chapoutier tomó las riendas de la empresa en el año 1990 que sus vinos empezaron a destacar,...

Vino de M. Chapoutier

12,10

(11,09 x12)

12x11

51,55

(47,25 x12)

12x11

18,40

(16,87 x12)

12x11

76,70

94,40

(86,54 x12)

12x11

288,80

(264,74 x12)

12x11

44,85

(41,12 x12)

12x11

78,55

(72,01 x12)

12x11

64,55

(59,17 x12)

12x11

27,15

(24,89 x12)

12x11

26,80

(24,57 x12)

12x11

74,20

(68,01 x12)

12x11

17,15

(15,72 x12)

12x11

29,15

(26,72 x12)

12x11

26,40

23,40

(21,45 x12)

12x11

23,60

(21,63 x12)

12x11

11,60

(10,64 x12)

12x11

58,70

(53,81 x12)

12x11

544,65

(499,26 x12)

12x11

11,85

(10,86 x12)

12x11
Agotado

319,75

Agotado

31,70

Agotado

179,30

M. Chapoutier

La Maison Chapoutier cuenta con una tradición familiar que se remonta a 1808 si bien no fue hasta que Michel Chapoutier tomó las riendas de la empresa en el año 1990 que sus vinos empezaron a destacar, un amplísimo catálogo, variado y de gran calidad.

Chapoutier es conocido especialmente por sus extraordinarios Hermitage; en esta denominación, la maison Chapoutier cuenta con la propiedad vitivinícola más extensa, 34 de las 115 hectáreas que la conforman. Son también famosas sus etiquetas de Côte-Rôtie, Gigondas, Châteauneuf-du-Pape, Crozes-Hermitage, Rasteau, entre otras, y cada vez más conocidos también los vinos que elabora en otras zonas de Francia, como es el caso de Alsacia y el Rosellón, e incluso más allá de las fronteras del viejo continente, en Australia.

A Australia, Michel Chapoutier llegó en el año 1997, donde, si bien participó inicialmente en unos primeros proyectos en otras denominaciones, fue en los Victorian Pyrenees donde acabó encontrando su terroir ideal, una región montañosa donde estableció su Domaine Tournon con dos viñedos, Shays Flat Estate y Landsborough Valley Estate.

Chapoutier apuesta claramente por la libre expresión del terruño y, poco a poco, ha ido abrazando los métodos biodinámicos en el cultivo de todos sus viñedos, respetando los ciclos y equilibrios naturales y dando más sentido que nunca al emblema de la casa, “Fac et spera” ('actúa y espera'), con el que pone de relieve el trabajo y la paciencia con que afronta su labor. El respeto a la tierra y a quienes la laboran, la originalidad de sus iniciativas (fue la primera bodega en imprimir en braille las etiquetas de sus vinos) y una filosofía en la que se conjugan la tradición con la modernidad, han catapultado a esta bodega a lo más alto del panorama mundial y su nombre se cuenta entre los más apreciados por el consumidor y también por la crítica, como demuestran las excelentes valoraciones recibidas para muchos de sus vinos.

M. ChapoutierM. Chapoutier