CARRITO
Destacados
Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSeleccionesRegiones
¡Novedad!
Masciarelli Montepulciano d'Abruzzo Iskra 2016

Masciarelli Montepulciano d'Abruzzo Iskra

2016
94
PARKER
92
SUCKLING

Iskra, del ruso 'chispa', es una mágica explosión de los aromas y sabores de la tierra que le ha dad...

Leer más

25,30

/ bot. 0,75 L

Masciarelli Montepulciano d'Abruzzo Iskra 2016

Productor

Graduación i

14,5%

Formato y añada

0,75 L - 2016

Valoración

Iskra, del ruso 'chispa', es una mágica explosión de los aromas y sabores de la tierra que le ha dado vida, los Abruzzos. Una región considerada como parte de la Italia meridional, aunque la más septentrional, a caballo entre el majestuoso macizo del Gran Sasso y el suave clima adriático. Una explosión cautivadora, sedosa, femenina: una versión de montepulciano que acaricia como el mar y, a su vez, enciende como una chispa, como las pronunciadas elevaciones del interior de la región. Un vino matérico que seduce desde el primer momento.

Entremos ahora en este aspecto del "toque femenino" que Iskra lleva consigo. En primer lugar, Iskra es un producto de uvas de montepulciano vendimiadas algo tardíamente, hacia mediados de octubre. De ellas se obtiene un fruto maduro, muy concentrado, que armoniza con toda naturalidad la rusticidad de la variedad con la riqueza del fruto y su notable contenido de alcohol. En cuanto a la crianza, sigue el estilo internacional de los grandes vinos del mundo. Terminada la fermentación de los mostos en acero a temperatura controlada, el vino se deja reposar durante un año en barricas de roble francés. Estos doce meses sirven para ennoblecer todavía más la paleta aromática de la montepulciano y confieren al vino una estructura con un plus de elegancia, más completa. Iskra termina su crianza durante dos años más de reposo en botella. Una vez transcurridos, el vino está listo.

Iskra se muestra en copa con la tipicidad propia de un auténtico montepulciano de las colinas de Téramo: rojo rubí de capa muy alta como si se tratara de tinta de consistencia monumental. En nariz sorprende, en cambio, por su rico dinamismo aromático: el primer impacto es floral, con notas de violetas marchitas, y sobre todo frutal, con vivas notas de moras, ciruelas, arándanos y frutos del bosque, sean frescos o en confitura, signo de una mágica armonía - que se confirmará también en boca - entre carnosidad y fragancia. No faltan, por supuesto, unas elegantes notas derivadas de la crianza: tabaco, pimienta verde y chocolate negro completan una fresca y rica nariz, cautivadora y acuradamente definida.

En boca es denso, con cuerpo, sedoso. Y mucho más. Sin duda, como buen montepulciano criado en roble, Iskra ofrece una notable intensidad gustoolfativa. Pero esta imponente caricia original viene acompañada del vivo cosquilleo de un tanino vivo y dinámico, que se erige descarado en la robustez del cuerpo y que nos recuerda que, a pesar de todo, se trata de un montepulciano. Una variedad que, incluso después de un generoso tiempo de crianza, conserva siempre parte de su jovialidad y dinamismo, de vino fácil de beber, que tanto placer ofrece. Con una persistencia casi sin fin, Iskra deja un rastro afrutado y balsámico, con una ligera tensión mineral que consolida esta unión tremendamente equilibrada.

¿Maridajes? Los habituales para los grandes tintos. Con Iskra no hay nada que temer: incluso los platos más complejos, consistentes y especiados lo tendrán difícil para superar a un vino de esta opulencia. Asados, guisos y platos de caza de todo tipo, marinados con especias o en salmorejo, sin miedo. Los platos de pasta con salsas de carne son también bienvenidos. El cordero en todas sus formas es ideal, cuyo intenso aroma será puesto a raya por este cremoso y envolvente tinto. ¿La especialidad del lugar? La capra alla neretesa: un estofado de cabra de más de cuatro horas de cocción que se sirve acompañado de salsa de tomate y pimientos rojos asados.

Iskra es un inmenso montepulciano, procedente de un único viñedo: un espléndido experimento surgido de un viñedo excepcional en tierras de Controguerra, una localidad que siempre ha sido considerada como una de las más aptas para la elaboración de grandes tintos de uvas de montepulciano de la región, vinos corpulentos, cálidos y sedosos.

El viñedo se encuentra en el extremo norte de los Abruzzos, en la provincia de Téramo, muy cerca de la frontera con las Marcas, a unos 250 metros de altitud, y goza de una perfecta exposición entre corrientes de montaña y del Adriático, que no solo permite un deseado contraste de temperaturas en el ambiente sino la correspondiente y excelente elegancia de aromas en el producto. A tan solo 12 km del mar, el clima es plenamente mediterráneo, aunque fantásticamente equilibrado. Las viñas, trabajadas según los principios de sostenibilidad medioambiental por los que siempre se han regido en Masciarelli, para todas sus fincas, crecen sobre unos suelos arcillosos ricos en minerales, ideales para la creación de unos tintos estructurados de exquisita finura, nervio y sabor.

Maridajes

Asados / Cabrito / Quesos curados / Stracotto / Lepre in salmì / Agnello al mirto / Pappardelle al ragù di cinghiale / Arrosto di manzo al ginepro / Formaggi caprini

Notas de cata

  • Vista:Capa media-alta / Rosso rubino / Inchiostro
  • Nariz:Chocolate negro / Zarzamora / Tabacco / Mirtillo / Confettura di prugne / Pepe verde / Intenso / Viola appassita
  • Boca:Persistente / Aterciopelado / Denso / Taninos vivos / Robusto / Dinamico / Finale fruttato / Finale balsamico

Recomendaciones

  • Temperatura de servicio óptima:Entre 16 ºC y 18 ºC
  • Consumo y conservación:Para consumir ahora y conservar hasta el 2027

Masciarelli

Masciarelli

La bodega Masciarelli ha sido una de las protagonistas del renacimiento del vino de los Abruzzos y es hoy una de las de mayor extensión y calidad de la zona. Sin duda, una de las grandes bodegas embajadoras del vino italiano en el mundo. Una bodega de calidad indiscutible, que se expresa tanto con vinos de los más altos niveles de excelencia como con vinos de entrada, como su Montepulciano d'Abruzzo de la gama clásica, que no sin motivo se encue...

Más información