Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSeleccionesRegiones
Transporte gratuito a partir de 200 €Gastos de envío
Barón de Ley Varietales Garnacha 2018

Barón de Ley Varietales Garnacha

2018
Rioja (España)

Barón de Ley nos ofrece, con su gama de vinos monovarietales, la oportunidad de conocer en solitario...

Otros formatos y añadas

7 para envío inmediato. Más, disponibles el 1/10/2020

11,60

/ bot. 0,75 L

Descripción de Barón de Ley Varietales Garnacha 2018

Tipo

Vino Tinto Joven con crianza

Denominación de origen

Uvas

Productor

Graduación

15,0%

Formato y añada

0,75 L - 2018

Valoración

Barón de Ley nos ofrece, con su gama de vinos monovarietales, la oportunidad de conocer en solitario cuatro de las variedades más comunes en Rioja: la maturana, una uva autóctona casi perdida; la graciano, la uva de la gracia (carácter) y la distinción; la tempranillo, la uva riojana por antonomasia; y la garnacha, la uva mediterránea más sensual y exuberante, protagonista de este vino.

En Rioja encontramos hoy todavía muy pocos vinos monovarietales de garnacha pero cada día tiene más defensores y admiradores. La conjunción entre el terruño riojano y las virtudes de la uva del sol mediterráneo y de la fruta roja ofrecen resultados deliciosos. Aquí tienen una muestra de ello: una garnacha honesta, floral y muy fresca, elaborada con una crianza breve y muy respetuosa, tan sólo seis meses en fudres de roble francés, una garnacha sin excesos, agradable y con un frescor y un carácter silvestre que nos hace definirla como una garnacha a medio camino entre lo atlántico y lo mediterráneo, de mar y de montaña.

La Garnacha de Barón de Ley es más que un vino agradable, es un vino muy placentero y completo, tanto en olfato como en boca. Humilde pero firme y auténtica. Combina aromas de hierbas de monte y hojarascas con notas ahumadas, pinceladas salinas y una fruta roja madura pero tersa, de cerezas, ciruelas y frambuesas. Tiene carácter riojano sin duda, algunos de sus matices nos podrían recordar a los riojas clásicos (sus notas húmedas, su particular finura...), pero no lo es, tiene su propia personalidad, como vino, y también como garnacha: una buena garnacha de Rioja. Da gusto beberla. Jugosa y madura pero siempre en su línea de frescor, con una acidez muy presente. Dulce pero con un fondo seco, de tabaco y cedro. Equilibrada, amable y con buen volumen. Particularmente interesante es la sensación de fino lacado que su sedosa tanicidad y frutosidad dejan sobre la lengua, y un fondo de piel de avellanas en el final. Un trabajo bordado a un precio brillante.

Maridajes

Cerdo / Setas / Asados / Pizza / Berenjenas rellenas / Conejo al horno / Pollo con pasas y ciruelas / Platos de cuchara

Elaboración

  • Material de vinificación:Madera
  • Período de crianza:6 meses
  • Tipo de madera:Roble francés

Notas de cata

  • Vista:Brillante / Rojo picota / Intenso / Reflejos azulados
  • Nariz:Notas tostadas / Intensidad alta / Violetas / Aromas florales / Sorprendente
  • Boca:Persistente / Fresco / Envolvente / Final largo / Notas frutales / Notas florales / Fruta roja / Taninos sedosos / Voluminoso

Recomendaciones

  • Temperatura de servicio óptima:Entre 16 ºC y 18 ºC

Opiniones de nuestros clientes

5,0/5
1 opinión
5 estrellas
1
4 estrellas
0
3 estrellas
0
2 estrellas
0
1 estrella
0
por: Amberzinhs (18 jul.) - Añada 2018

Ligero con mucho sabor

Un Baron se Ley que parece muy ligero pero con un sabor muy rico y sabroso. Ya no puedo tomar las reservas por la resaca que me dan y echaba mucho de menos Barón de Ley, con eso tengo todo. Muy bueno!

Barón de Ley

El edificio que ocupa hoy en día la sede social de Barón de Ley fue inicialmente construido por el conde de Eguía como un castillo-fortaleza en 1548. Años más tarde, en virtud de una permuta, la fortaleza y finca de Imas se convierten en propiedad de los monjes benedictinos, grandes especialistas en la elaboración de vinos y licores. Así las uvas procedentes de los viñedos que plantaran en Imas, eran encubadas en lagares en el patio del Monasterio, de manera que tras su pisad...