CARRITO
Guido Marsella Fiano di Avellino 2018

Guido Marsella Fiano di Avellino

2018

Guido Marsella fue el primer productor de Fiano di Avellino en comercializar su vino después de un a...

Leer más

21,20

/ bot. 0,75 L

Vino Guido Marsella Fiano di Avellino 2018

Productor

Graduación i

14,5%

Formato y añada

0,75 L - 2018

Valoración

Guido Marsella fue el primer productor de Fiano di Avellino en comercializar su vino después de un año de crianza en bodega. Hasta entonces, la práctica habitual de los productores de Irpinia era comercializar el vino justo después de la vendimia, apenas tras un tiempo mínimo de estabilización en depósitos de acero. Marsella puede presumir justificadamente de haber sido el primero en hacerlo y de haber inspirado a muchos otros que le siguieron después. En la actualidad, su Fiano sale al mercado no tras uno sino dos años después de la vendimia.

Aquellos que han tenido el placer de conocerlo coinciden en que Marsella es un hombre muy apasionado. Recuerda con amargura los primeros fracasos y a aquellas personas que le aconsejaron que no pusiera en el mercado un Fiano ya "envejecido". De una precisión casi maníaca en la higiene y la gestión de la bodega, Marsella muestra orgulloso a los visitantes una increíble tina de acero en la que se deposita todo el producto. La razón es simple: de este modo todo el vino envejece junto y llega uniformemente a todo el mundo, ya sea catador, crítico o simple consumidor, sin la más mínima diferencia o imperfección debida al reposo en diferentes recipientes.

Los viñedos están ubicados en un área de Fiano que, desde hace años, se está demostrando como la mejor en cuanto a verticalidad, mineralidad y longevidad de sus vinos. Es el área de Summonte, en la ladera del Monte Partenio, a una altitud que va desde los más de 600 metros hasta aproximadamente los 800. Un terroir volcánico y escarpado, con inserciones rocosas y arcillosas, que tiene su origen en el Vesubio. En resumen, un entorno natural para vinos excepcionales.

Fiano di Marsella tiene una acidez fija de aproximadamente 7g/l y un residuo seco total de aproximadamente 20g/l. Estas cifras describen un vino blanco increíblemente vertical por su acidez y extremadamente estructurado: características que, combinadas, no solo le dan al producto una personalidad marcada, sino que también garantizan una gran longevidad. Como prueba de esto último, el Fiano di Marsella de las primeras vendimias de la década de 2000 es especialmente agradable y demuestra que todavía puede sorprender durante algunas décadas.

La longevidad del Fiano di Marsella es innata y no cuenta con la ayuda del roble. El vino se muestra con una agradable consistencia a la vista, con un delicado color pajizo sin excesos dorados. Su aromática, incluso cuando es joven, se expresa con multitud de cítricos que convencen inmediatamente y sugieren su madurez futura. Es un vino para esperar, como apunta su fragancia aromática de matorral mediterráneo y, sobre todo, sus típicas notas ahumadas, minerales y volcánicas. Su estilo vertical y territorial lo encontramos de nuevo en el paladar, donde el vino se revela con un extraordinario dinamismo, una gran frescura y una estructura de primera categoría.

Maridajes

Crudo di gamberi rossi / Spaghetti con le vongole / Charcutería / Carni bianche / Risotto

Notas de cata

  • Vista:Limpido / Giallo paglierino / Consistente
  • Nariz:Erbe aromatiche / Macchia mediterranea / Agrumi / Minerale / Pietra focaia
  • Boca:Fresco / Sapido / Strutturato / Minerale / Teso

Recomendaciones

  • Temperatura de servicio óptima:Entre 6 ºC y 8 ºC

Opiniones de nuestros clientes

1,0/5
1 opinión
5 estrellas
0
4 estrellas
0
3 estrellas
0
2 estrellas
0
1 estrella
1
por: Erica Conti (25 abr.) - Añada 2018

Delusione

Mi aspettavo tutta un'altra cosa.. Nessuna nota minerale e zero fumè.. Forse tra qualche anno avrebbe acquistato? Non so, per quello che ho assaggiato nulla mi ha fatto pensare ad una evoluzione. Se avrò occasione proverò comunque annata più vecchia