Selección Club Vinissimus Enero 2022 · Comprar por 29,92 € en Vinissimus
CARRITO
¡SEGUNDAS REBAJAS! ¡Hasta -25% en más de 10.000 vinos!

Selección Club Vinissimus Enero 2022

Selección Club Vinissimus Enero 2022
-10%

33,25

29,92

  • Entrega en 24-48h
  • Seguro incluido y garantía de devolución
  • 4.74/5 Valoración de Trusted Shops
  • Envío des de almacén en España

Las Tres Riojas

La DOC Rioja es una tierra bendecida para la elaboración de vinos de gran calidad. En sus 65.000 hectáreas se cultivan principalmente variedades tintas y se elaboran diversos estilos de vino, aunque el predominante es, sin duda, el de crianza. La variedad reina es la tempranillo, una uva que sabe funcionar tanto en solitario como en compañía de otras variedades históricas de la región (mazuelo, garnacha o graciano). El río Ebro cruza la DOC de oeste a este, dibujando a su paso diversos microclimas que, en combinación con relieves diversos y suelos de composiciones variadas, dan lugar a las 3 subzonas de la Denominación de Origen Calificada Rioja: Rioja Alavesa, Rioja Alta y Rioja Oriental.

La Rioja Alavesa goza de un clima continental de moderada influencia atlántica (gracias a la barrera natural de la Sierra de Cantabria) y más acusadamente mediterránea, algo más cálido que en la Rioja Alta. De sus suelos arcillo-calcáreos, se obtienen vinos de graduación y acidez media con todas las aptitudes para prolongados envejecimientos en barrica y en botella como el Viña Real Crianza 2018.

La húmeda y montañosa Rioja Alta, situada al sur del río Ebro, cuenta con un clima continental de influencia atlántica que, combinado con unos suelos pobres, permite obtener vinos de grado medio, con cuerpo y acidez total elevada, aptos para el envejecimiento en roble, un estilo que algunos asocian con los tintos más tradicionales, como el Viña Cubillo 2013, de la imprescindible Viña Tondonia.

La Rioja Oriental, por su parte, recibe una marcada influencia mediterránea. Las temperaturas son más cálidas y las precipitaciones menores, factores que, sumados a la menor altitud y a los suelos aluviales, permiten a la Rioja Baja ofrecer uvas de mayor grado potencial. Cuando una gran bodega como Palacios Remondo las interpreta con maestría, nos encontramos vinos de notable equilibrio como La Montesa 2018.