Vino de Azienda Agricola Cos · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

Azienda Agricola Cos

Cos fue fundada en 1980 por Giambattista Cilia, Cirino Strano y Giusto Occhipinti, los tres amigos cuyos tres apellidos dan nombre a la empresa y que querían retomar con ella el camino de sus antepasados...

Valoración
4,4/5
(Basado en 70 opiniones sobre 10 vinos)
Año de fundación1980
Viñedo propio:30 / ha
Producción anual de botellas160000 / botellas
País
Regiones
Uvas

Vino de Azienda Agricola Cos

21,70

17,35

32,05

21,70

/ bot. 0,37 L

21,70

22,75

17,80

Agotado

25,75

Agotado

18,40

Agotado

23,75

Azienda Agricola Cos

Cos fue fundada en 1980 por Giambattista Cilia, Cirino Strano y Giusto Occhipinti, los tres amigos cuyos tres apellidos dan nombre a la empresa y que querían retomar con ella el camino de sus antepasados en el mundo del vino. Artífices de una verdadera redefinición del Cerasuolo de Vittoria, Cos sigue los preceptos de la agricultura biodinámica y consigue expresar con sus vinos la profundidad y carácter de sus suelos.

Pioneros y soñadores, desde 1980 los tres fundadores han apostado claramente por la territorialidad para la elaboración de sus vinos, principalmente en su opción por vinificar en ánforas de barro para conseguir un vino sin filtros. Con una exposición norte-sur, los viñedos de la bodega se extienden a unos 250 metros sobre el nivel del mar y expresan mágicamente el suelo siciliano: calcáreo, silíceo, de toba y de arcilla.

Rigor y calidad son los principios que rigen la biodinámica adoptada por Cos en su camino a la excelencia. El resultado es un Cerasuolo de Vittoria que envejece hasta un año en grandes barriles y se cuenta, añada tras añada, entre los grandes referentes de la denominación: suave, profundo, amplio y expresivo. Con la selección Pithos, la bodega elabora sus vinos mediante vinificaciones de muy antigua tradición: en terracota y sobre sus lías.

La fermentación espontánea y el uso de levaduras indígenas son también ingredentes clave en la elaboración de sus vinos. Nero di Lupo, un gran Nero d'Avola de equilibrio excepcional, y Frappato, una perfecta conjunción de agilidad y profundidad. En su colección de blancos encontramos el brío y la autenticidad de su Zibbibo in Pithos, y la intriga de su Ramì, un espléndido coupage de variedades autóctonas envejecidas en acacia; pero sobre todo, su grandioso passito Aestas Siciliae, un vino dulce que cautiva: fresco, pleno, opulento, soleado y mineral, de recuerdos almendrados.