Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSelecciones
Transporte gratuito a partir de 200 €Gastos de envío

Château Pape Clément

Château Pape Clément

El Château Pape Clément es uno de los afamados y antiguos viñedos bordeleses. Las primeras cosechas datan de 1252 aunque fue Bertrand de Goth quien puso el château realmente en marcha. Tras ser nombrado arzobispo de Burdeos en 1299 y recibir los viñedos de La Mothe en Pessac como regalo, amplió la propiedad paulatinamente. Cuando en 1305 fue elegido para sustituir al Papa Benedicto XI, escogió el nombre de Clément V, del que derivó el nombre del château.

Dada su nueva posición, el nuevo Papa se vio obligado a ceder la propiedad al entonces arzobispo de Burdeos, Arnaud de Canteloup, quien incorporó nuevas prácticas a la propiedad, avanzando la vendimia y plantando nuevas cepas en hileras, práctica pionera en Burdeos. Los viñedos siguieron bien cuidados en manos de la Iglesia durante cinco siglos, pero la mayoría de sus vinos no viajaban más allá de la diócesis. Con la llegada de la Revolución Francesa, la finca pasó a manos públicas y siguió creciendo hasta llegar a las 37 ha. Sus vinos se codeaban a mediados del siglo XIX con los del icónico Château Haut-Brion y se vendían ya a precios de deuxième cru de Médoc. Los propietarios se sucedían, alcanzando algunos de ellos especial relevancia; tal fue el caso de Jean-Baptiste Clerc, un comerciante de vinos de Burdeos que adquirió la propiedad en 1858 convirtiéndola en un viñedo modélico y acumulando elevadas distinciones. Él fue quien construyó el edificio que los herederos de Monsieur Cinto (posterior propietario) rediseñaron para convertir en el edificio que conocemos hoy.

El 8 de junio de 1937, una violenta tormenta de granizo destruyó la práctica totalidad del viñedo y tuvo que ser Paul Montagne quien, tras adquirir la propiedad en 1939, relanzara la finca y sus vinos en un Pessac que por aquel entonces no tenía más de dos mil habitantes, pero contaba ya con cincuenta viticultores.

En 1980, Bernard Magrez, un emprendedor cautivado por los vinos, adquirió la finca y dotó en poco tiempo a sus vinos de una reputación internacional sin precedentes que culminó con los 100 puntos Parker obtenidos con la añada 2009.

Actualmente, Château Pape Clément combina lo mejor de la tradición (eg: tracción animal) con las más recientes innovaciones para producir vinos excepcionales. En sus 63 ha de gravas, arenas, arcilla y caliza, las vides de cabernet sauvignon, merlot, sémillon y sauvignon blanc principalmente trabajan duramente en marcos de plantación muy estrechos para ofrecer lo mejor de sí mismas. Las hileras se labran de manera alterna, dejando crecer la cubierta espontánea, lo que fuerza aún más a las plantas a trabajar en busca de agua y nutrientes. Los trabajos guiados por firmes principios de agricultura sostenible son meticulosos y manuales y sólo los frutos más excelsos alcanzan la bodega. Las distintas parcelas se vinifican por separado en distintos depósitos, mimando cada uva como requiere para que la finca pueda mostrar toda su diversidad en el assemblage final.

Al lado de Château Pape Clément, el grupo de bodegas de Bernad Madrez incluye otras propiedades como Château La Tour Carnet, Château Fombrauge o Château Clos Haut-Peyraguey, entre otros, como el proyecto iniciado en España junto al actor Gerard Dépardieu, Bernard Magrez - Gérard Dépardieu.

Todos los productos de Château Pape Clément

4,5/5
(Basado en 4 opiniones sobre 4 vinos)