Vino tintoVino blancoCava y ChampagneVino rosadoDestiladosIdeas para regalar
Transporte gratuito a partir de 200 €País de destino

Cabernet franc

La uva cabernet franc debe buena parte de su fama a los maravillosos vinos a los que da lugar en Burdeos, combinada con otras uvas tintas de gran prestigio como merlot o cabernet sauvignon. Allí, en Burdeos, tiene mayor protagonismo en la riba derecha, donde mezclada con merlot ofrece vinos menos austeros y más perfumados que la cabernet sauvignon en Médoc, uva de la que parece ser progenitora, pese a no gozar de su popularidad. En el Loira, gracias al efecto de la caliza, posibilita los maravillosos tintos de denominaciones tan reputadas como Chinon o Saumur-Champigny.

Sus racimos son de tamaño medio y sus bayas pequeñas y de piel gruesa negro azulada. Es sensible a los hongos (oídio y mildiu), a la polilla y los ácaros, pero, a cambio, resiste bien la botritis, las heladas primaverales (gracias a su desborre medio) y el viento, si se poda adecuadamente. Se adapta bien a prácticamente cualquier tipo de suelo, pero no soporta la escasez de agua.

Los mostos de cabernet franc son coloreados y ricos en azúcar, con seductores aromas de frambuesas y violetas, así como una característica nota vegetal de regaliz y pimiento verde. Los vinos tienen un buen equilibrio entre taninos y acidez contenida, además de seductores aromas florales y especiados. No suelen ser demasiado astringentes, pero aceptan cierta crianza en barrica gracias a la armonía de sus características principales. No en vano, grandes críticos de prestigio internacional como Jancis Robinson han dicho de ella que, pese a no tener ni el cuerpo, ni el tanino, ni el grado, ni tan siquiera el color del cabernet sauvignon, la cabernet franc se impone en términos de elegancia, encanto y aromas a su pariente más popular.

Vino con Cabernet franc