País de destino:
España
Idioma
CARRITO
¡Hasta -15% en todo el Cabernet Franc! ¡SOLO HOY!16h 34m 55s

Celler Pardas

Celler Pardas

En Pardas son viticultores de los pies a la cabeza. Elaboran únicamente lo que han cultivado personalmente en la viña, proyectan el vino desde la misma tierra y sólo se sienten...

Año de fundación1997
EnólogoRamon Parera
Viñedo propio:30 / ha
País
Regiones
Uvas

Vino de Celler Pardas

10 productos

22,55

23,50

12,90

12,26

-5%

19,75

35,95

Agotado

10,20

Agotado

9,95

Agotado

30,60

27,54

-10%
Agotado

13,50

Agotado

8,95

Celler Pardas

En Pardas son viticultores de los pies a la cabeza. Elaboran únicamente lo que han cultivado personalmente en la viña, proyectan el vino desde la misma tierra y sólo se sienten elaboradores cuando empieza la vendimia. Ponen en práctica una viticultura cuidadosa, sensible y empática.

La bodega

Nacidos en St. Sadurní d'Anoia, Ramon Parera y Jordi Arnan, enólogo y agrónomo respectivamente, empezaron el proyecto Pardas en 1996, con la idea de elaborar los mejores vinos posibles en la finca Can Comas, convirtiéndose así en viticultores-elaboradores. La Finca Can Comas es, de esta manera, su paisaje cultural y también el lugar en el que viven.

Territorio y viticultura

Situada entre 200 y 300 metros de altura sobre el nivel del mar, la Finca Can Comas, en el Penedès superior, atraviesa todo el valle del Riudebitlles, río que marca la orografía, la humedad, la dirección del viento y por supuesto, el tipo de suelos.

El paisaje agroforestal de este valle lo conforma un bonito e interesante mosaico donde se alternan bosques, campos de cereales, viñedos y pequeños núcleos rurales de una manera dulce y armónica. Disfrutan de un clima mediterráneo irregular, templado y semiárido, con lluvias de unos 500ml/m², principalmente en primavera y en otoño, y temperaturas suaves.

En Can Comas se distinguen tres zonas:

- Les Obagues, terrazas arcillo-calcáreas, suelos profundos y pedregosos.

- Les Planes, el corazón del valle, compuesto por suelos de aluvión profundos, francos y fértiles.

- Els Costers, suelos calcáreos en los que los carbonatos se han cimentado, obligando a las raíces de las cepas a desenvolverse entre la roca madre.

Como inquilinos de la Finca Can Comas, en Pardas sienten la obligación de conservar y mejorar sus tierras de cultivo y su entorno. Como viticultores y elaboradores que son, deben devolver a la tierra lo que ésta les da. Por este motivo practican una viticultura estrictamente de secano, trabajando con cubiertas vegetales espontáneas y dejando que las añadas se expresen lo más libremente posible.

Trabajan los viñedos de forma austera, llevando a cabo una agricultura de conservación de corte radicalmente ecológico y no labrando la tierra para evitar su erosión, favoreciendo así la vida en el suelo. Emplean el abono justo y necesario para activar la vida de sus suelos e intentar que cada cepa encuentre su equilibrio con el lugar donde radica. La cepa, con su propio esfuerzo para conseguir agua y nutrientes les proporciona una uva con carácter, expresión y equilibrio propios.

Territorio y viticultura

Elaboración

En Pardas, elaborar vinos es un espacio de libertad creativa irrenunciable, motivo por el que elaboran únicamente los vinos que les gusta beber y que sean un reflejo del lugar donde están. Tres son los elementos básicos que definen los vinos de Pardas: la personalidad de los suelos y el microclima de Can Comas, el carácter de la añada y el alma del vino, las personas.

Disfrutan mucho de los vinos en los que la vinificación pasa inadvertida. No desean que el estilo de sus vinos esté marcado por la elaboración. Tienen un enfoque enológico íntimo y hedonista, de cata y placer. Nada externo se añade al vino. Todas las fermentaciones son espontáneas. No se clarifican los vinos y, en la mayoría de casos, ni se filtran, pues el tiempo que pasan en la bodega facilita este trabajo de una manera natural y gratuita. Bien saben Ramon y Jordi que sólo respetando al máximo la materia prima es posible conseguir vinos singulares y con carácter diferenciado.

Elaboración

Los vinos

11 son los vinos que Pardas elabora actualmente: 1 espumoso, 5 blancos, 1 rosado y 4 tintos.

Espumoso

Hermós (hermoso) es un espumoso Corpinnat Brut Nature que nace de una amalgama de terruños arcillo-calcáreos. Xarel·lo y sumoll, dos uvas con mucha personalidad, lo protagonizan.

Blancos

Pell a Pell (piel a piel) es el único vino blanco de Pardas que no es de prensado directo. Es un vino blanco brisado, fermentado y macerado en sus propias pieles. Rupestris es la fuerza de la roca, algo rústico, salvaje, ancestral y auténtico. 4 variedades blancas que arraigan directamente en la roca madre. Pur Xarel·lo es la viva prueba de que ninguna otra variedad permite exprimir el terroir de Pardas como el xarel·lo, un vino fino y complejo, con capacidad de envejecer. Blau Cru se elabora únicamente con malvasía de Sitges, una variedad tan antigua como el cultivo mismo de la vid, que en Pardas han querido alejar de su litoral natural para descubrir como se expresa en el interior. Por último, Aspriu, la joya blanca de Pardas, un puro vino de viñedo en el que el lugar pasa por encima de la variedad, por encima del viticultor.

Rosado

Pardas Sumoll, como no podría ser de otro modo en una bodega que siempre ha mostrado devoción por la variedad a pesar de su fama de vulgar y áspera. Un rosado personal, nada de un punto medio entre blanco y tinto, rosado, ¡y a mucha honra!

Tintos

Sus Scrofa, el sumoll más amable, está elaborado con un 50% de racimos enteros. La fruta tiene su origen en selecciones masales de cepas viejas de media Catalunya que fueron injertadas en Can Comas. Collita Roja es sumoll de viña vieja , de cinco o seis viñedos casi yermos pero llenos de vida, plantados por los abuelos de Ramón y Jordi con la ayuda de animales, y que siguen cultivando a pie; único e inimitable. Negre Franc es el vino base de Pardas, un ensamblaje de diferentes viñas y variedades (cabernet franc y cabernet sauvignon). Finalmente, Aspriu, el deseo de reencuentro con la naturaleza, una conexión íntima con el medio, con las arcillas profundas y las gravas. Cabernet franc plantado en 1996 en la falda del río Bitlles.