Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSeleccionesRegiones
TRANSPORTE GRATIS a partir de 100 EUR ¡Sólo hasta el miércoles!

Passopisciaro

PassopisciaroPassopisciaro

La restauración de una antigua fortaleza en Passopisciaro —una pequeña aldea de Castiglione di Sicilia, localizada en las laderas del Etna y ya legendaria entre los aficionados al vino—, fue el punto de partida, en el año 2000, de la aventura de Andrea Franchetti en el mundo de la viticultura. La restauración de las históricas terrazas dispuestas en en estas características tierras volcánicas, bendecidas por un clima único y de fluctuaciones térmicas excepcionales, el cultivo de unos viñedos de extraordinaria elegancia... Todo ello fue el preludio de lo que después serían algunos de los vinos más respetados y nobles de la comarca, centrados especialmente en la autóctona nerello mascalese.

La apuesta de Franchetti, y el acierto, ha sido diversificar la típica mineralidad de las laderas del Etna en diferentes crus que varían en su composición volcánica y en su altitud, otorgando a los vinos una acertada complejidad. Aquí, en la vertiente norte del volcán, donde los caminos delimitan antiguos feudos, crecen los viñedos de la bodega, con cepas de hasta 130 años de edad que regalan al vino un perfil sensorial diferente y característico, muy personal. Desde el año 2008, a su ya clásico Passopisciaro Passorosso, un vino equilibrado y brillante, elaborado con la nerello mascalese de diferentes viñedos, Franchetti ha añadido a su catálogo el fruto de otros cinco crus, criados todos ellos en grandes barricas de roble durante 18 meses, cada uno de ellos procedente de una sola viña que da nombre al vino.

Chiappemacine, a 550 metros de altitud, se encuentra en la parte más baja de la propiedad, sobre suelos arenosos y calcáreos y con una disposición bien ventilada, y da lugar a un nerello pleno y redondo. Porcaria, a 650 metros sobre el nivel del mar y sobre suelos volcánicos y polvorientos, es uno de los crus más codiciados del Etna y da lugar a un vino elegante y con cuerpo. Guardiola, situado entre los 800 y 1000 metros de altitud, es el origen de un nerello muy particular, profundo y complejo, afrutado y sutil. Sciaranuova, localizado sobre suelos de lava de apenas dos siglos, da lugar a un vino denso y oscuro, profundo, vegetal, salado. Por último, Rampante, situado a más de 1000 metros de altitud, sobre suelos de lava y arena, produce un nerello sutil y de gran finura.

  • Año de fundación2000
  • Viñedo propio:26
  • EnólogoAndrea Franchetti
  • Producción anual de botellas80000

Todos los productos de Passopisciaro

4,5/5
(Basado en 10 opiniones sobre 9 vinos)