País de destino:
España
Idioma
CARRITO
¡SEGUNDAS REBAJAS! Hasta -15%dto.

Bodegas Arzuaga Navarro

Bodegas Arzuaga Navarro

Arzuaga Navarro es una de las bodegas más prestigiosas de la Ribera del Duero, cuyos orígenes se remontan a principios de los años 90. Sus vinos son obras atemporales, referentes...

Año de fundación1993
EnólogoAdolfo González
Viñedo propio:210 / ha
Producción anual600.000 botellas
País
Regiones
Uvas

Vino de Bodegas Arzuaga Navarro

11 productos

9,30

52,50

49,88

/ bot. 1,5 L
-5%

55,35

49,82

-10%

12,90

11,60

-10%

10,90

9,81

-10%

82,90

74,61

-10%

13,95

13,25

-5%

6,95

5,90

-15%

81,80

73,62

-10%

41,90

153,85

Bodegas Arzuaga Navarro

Arzuaga Navarro es una de las bodegas más prestigiosas de la Ribera del Duero, cuyos orígenes se remontan a principios de los años 90. Sus vinos son obras atemporales, referentes absolutos a los que cualquier amante de los vinos ribereños puede acudir cuando no quiere sorpresas. 

La bodega

Bodegas Arzuaga está ubicada en Valladolid, en plena Denominación de Origen Ribera del Duero. El escenario donde nacen los vinos que elabora la bodega lo encontraremos en la finca La Planta, propiedad que la familia Arzuaga posee en la localidad vallisoletana de Quintanilla de Onésimo.

Florentino Arzuaga, tras la compra de la finca (1982), comienza con la plantación de cepas, la construcción de la bodega y, por supuesto, la elaboración del vino. La bodega que lleva su nombre se alza cerca del río Duero, en la carretera que une Soria con Valladolid. El edificio es una oda a la piedra, una sólida y rústica evocación monacal, con sus arcadas, sus torres y su campanario.

Territorio y viticultura

La finca La Planta consta de 1.500 hectáreas, la mayor extensión de viñedos propios de la Milla de Oro de la DO Ribera del Duero. La propiedad cuenta con una situación privilegiada para el cultivo de la vid, ya que sus cepas reciben el sol y la humedad necesaria para la perfecta maduración de la uva. En estas tierras, constatando el amor que siente la familia Arzuaga por la naturaleza, conviven la flora y la fauna de la zona; una flora compuesta de pinos, encinas y sabinas, y una fauna formada por jabalíes y ciervos.

Bodegas Arzuaga cuenta con 210 hectáreas de viñedo, distribuidas entre las inmediaciones de la bodega y el espacio natural de la finca La Planta. Los viñedos de Arzuaga disfrutan de un clima único: el día se caracteriza por un sol nítido, mientras que la noche es fresca y húmeda. Esta combinación climática hace que la maduración de las uvas sea lenta y perfecta, dando como resultado un fruto sano y aromático, teñido y azucarado, con una refrescante acidez. Se cultivan las variedades tinto tino (tempranillo), así como las francesas cabernet sauvignon y merlot. El 80% de las viñas superan los 20 años y se mueve en una producción aproximada de 4.000 kg/ha.

Elaboración

La elaboración de los vinos Arzuaga se basa en el carácter de cada terruño. De las 1.500 hectáreas que componen la finca, aquellas con las condiciones (suelo, clima y orientación) más privilegiadas para el cultivo de la vid fueron las elegidas para las cepas.

La atención se inicia en el viñedo, pues en Arzuaga saben que es imposible hacer un buen vino sin uvas sanas y de calidad. Así, se cuida que los rendimientos sean muy limitados, en sintonía con unos suelos de escasa fertilidad y el duro clima castellano. Una producción demasiado alta restaría concentración y calidad al vino, imposibilitando la elaboración de vinos del gusto de Don Florentino, vinos con esqueleto, pero elegantes, rotundos y complejos a la vez.

Los vinos

Roble y crianza

La Planta: puro tempranillo maduro y concentrado, redondeado por 6 meses de roble americano y francés.

Arzuaga Crianza: el buque insignia; tempranillo, equilibrio e historia. El primer vino que se elaboró en Arzuaga.

Reservas y grandes reservas

Arzuaga Reserva: viñas viejas, fruta negra, especias y tonos balsámicos. Amplio y carnoso, de profunda frutosidad y enorme finura.

Arzuaga Reserva Especial: viña vieja y 34 meses de crianza en barrica francesa. Los tonos afrutados se fusionan con los especiados, el tabaco y el caramelo. Vino carnoso, con una frescura característica.

Arzuaga Gran Reserva: poco más de 4.000 botellas. 40 meses en barrica con apenas 3 trasiegos. Fruta madura y compotada fusionada con los tonos de regaliz y tabaco. El vino ideal para la caza o los quesos curados.

Tintos de autor

Laderas del Norte: uvas de cultivo ecológico procedentes de la finca Valdesardón, el viñedo más occidental de la DO Ribera del Duero. Un vino de mínima intervención, la punta de lanza de la vanguardias en Bodegas Arzuaga.

Gran Arzuaga: tempranillo de Olivares de Duero, albillo y cabernet sauvignon. El vino más exclusivo de la bodega, una mezcla de todos los suelos y uvas, un vino de corte moderno, complejo y potente, combinando aromas de fruta e incienso.

Amaya Arzuaga: sensibilidad y elegancia. Viñedos prefiloxéricos y producción limitada (3.000 botellas). Elaborado con raspón. Fruta roja madura y tonos vegetales, especias y flores.

El blanco y el rosado

Fan D. Oro: chardonnay con 9 meses en roble francés. Fruto de la pasión de Florentino por los vinos blancos de la Borgoña, nace un vino perfumado de hierbas balsámicas, piñones, fruta de hueso madura y vainilla.

Arzuaga Rosae: elaborado con las primeras uvas tintas que llegan a la bodega, Rosae es un vino fresco, de madurez contenida. Prensado ligero y fermentación lenta y fría permiten obtener un vino delicado y perfumado. El único vino de Arzuaga sin barrica.

Los manchegos

Pago Florentino: Ciudad Real, cantos rodados en superficie, seguidos de una capa de arcilla y un lecho de pizarra. Mucho sol que derivó en frutas negras maduras e intenso color. Regaliz, zarzamora y arándanos, con café y chocolate amargo de la crianza.

Pago Mota: chardonnay con 2 meses de crianza en roble nuevo. Blanco versátil y alegre, procedente de Ciudad Real. Cítrico y fresco, adora la compañía del pescado.

Ubicación y contacto

Ubicación y contacto