Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSeleccionesRegiones
¡GOLDEN WEDNESDAY! Hasta -15% en todos los espumosos18h 5m 37s

Château Smith Haut Lafitte

Château Smith Haut LafitteChâteau Smith Haut Lafitte

Château Smith Haut Lafitte es una de las bodegas más importantes de Pessac-Léognan y un excelente embajador del carácter de los vinos de esta denominación del sur de Burdeos. Admirada por la excepcionalidad de su terruño y la elegancia y profundidad de sus vinos, Smith Haut Lafitte tiene también la virtud de mantenerse en el mercado a unos precios relativamente moderados.

La propiedad cuenta con una larga historia y debe parte de su nombre a un comerciante escocés, Georges Smith, responsable de iniciar la gran fama de sus vinos y de darlos a conocer al mercado británico en el siglo XVIII. Adquirida en el año 1990 por Daniel y Florence Cathiard, con la cosecha 2015 se celebrarán los 650 años de la existencia de la finca y la 25ª añada elaborada por los actuales propietarios.

Château Smith Haut Lafitte es también una finca con encanto y una bodega llena de singularidades: la superficie de su viñedo es de las más extensas de Burdeos, 78 hectáreas (67 dedicadas a variedades tintas y 11 a blancas); cuentan con una tonelería propia (junto con Château Lafite-Rothschild y Château Margaux, son las tres únicas en la región); y la bodega está situada en un conjunto arquitectónico de gran belleza que cautiva a todo visitante, con edificios construidos en distintas épocas, principalmente en los siglos XVIII y XIX, al que en los últimos años se ha unido un hotel y spa de lujo, diseñado con mucho gusto, acorde con el estilo de la zona y regentado por las hijas del matrimonio Cathiard. Daniel y Florence Cathiard residen en la misma finca además, no es de extrañar por tanto que esta familia y todo su equipo dediquen grandes esfuerzos en mantener la excelencia de la propiedad.

La reputación de los viñedos de Château Smith Haut Lafitte se debe a su altitud (lafitte en francés antiguo significa 'colina', 'elevación del terreno') y a unos suelos gravosos, con cantos rodados depositados por el río Garona hace millones de años, responsables del inconfundible carácter ahumado, de pedernal, de los vinos de esta casa. Son suelos pobres, con piedras en la superficie que conservan el calor, y profundos, con una gran capacidad de drenaje y muy ricos geológicamente hablando, como demuestra la abundante presencia de fósiles en el subsuelo; unos suelos que constituyen la cuna ideal para que las cepas de cabernet sauvignon, la variedad mayoritaria en su vinos tintos, se desarrollen y expresen con todo su esplendor. De esta riqueza mineral nace la grandeza de sus dos grandes vinos, tinto y blanco: refinados por el sílice, con la potencia que les confiere la composición calcárea de los suelos, y untuosos y frescos, gracias a la presencia de arcillas.

En Château Smith Haut-Lafitte son muy meticulosos y exigentes, consigo mismos y en todos los procesos, y se consideran en deuda con la naturaleza. De aquí que su respeto y admiración por ella vaya mucho más allá del cultivo ecológico o el fomento de la biodiversidad. En Smith Haut Lafitte fusionan la tradición con las tecnologías más precisas: desde el labrado con caballos al uso de satélites para controlar el proceso de maduración de las uvas, pasando por el abono orgánico o el reciclaje del dióxido de carbónico para convertirlo en bicarbonato sódico. El trabajo en bodega no es menos escrupuloso: una mesa de recepción con selección óptica desde el año 2008 abre las puertas a una bodega espectacular, donde la sala de vinificación está dotada de grandes tinos de madera de forma troncocónica y la bodega, subterránea, una de las más impresionantes de la región, tiene capacidad para albergar más de 1000 barricas de crianza.

Todo en aras de la protección del ecosistema y la preservación de unos viñedos muy preciados, y para mantener, año tras año, la excelencia de unos vinos que durante muchos años, y siglos, han gozado de una gran reputación.