CARRITO
Transporte gratuito a partir de 100 €

Château Le Crock

Château Le Crock

Negociando vinos en Lille desde 1804, la familia Cuvelier puso un primer pie en el viñedo de Burdeos al adquirir el Château Le Crock en 1903. Más tarde compró los Châteaux...

Año de fundación1903
EnólogoIsabelle Davin - Michel Rolland
Viñedo propio:32 / ha
País
Regiones
Uvas

Vino de Château Le Crock

29,20

39,95

Château Le Crock

Negociando vinos en Lille desde 1804, la familia Cuvelier puso un primer pie en el viñedo de Burdeos al adquirir el Château Le Crock en 1903. Más tarde compró los Châteaux Léoville Poyferré (2ème Grand Cru Classé) y Moulin Riche en Saint-Julien en 1920. Didier, hijo de Max Cuvelier, pasó a ser el responsable de la gestión diaria de la propiedad familiar en 1979 y, durante 40 años, presidió los destinos de los viñedos. En 2018, Sara Lecompte Cuvelier (prima de Didier) tomó el relevo y siguió llevando al Château Le Crock por el camino de la excelencia.

Le Crock consta de 32 hectáreas de viñedos en un terruño excepcional compuesto por grava y arena en superficie y arcilla en el subsuelo, una combinación capaz de mantener el calor, drenar los suelos y proporcionar una reserva natural de agua. Además, la proximidad de la Gironda actúa como regulador térmico, evitando así el exceso de temperatura.

Las variedades tradicionales del Médoc, cabernet sauvignon (53%), merlot (33%), cabernet franc (9%) y petit verdot (5%), expresan la originalidad del terruño de Saint-Estèphe. Bajo la dirección de Jonathan Servant, un entusiasta de la naturaleza con titulaciones en ecología y enología, en el viñedo se practica la labranza, la confusión sexual y se emplea estiércol como abono, mostrando el máximo respeto por el medio ambiente.

La vendimia se realiza manualmente en septiembre y se prolonga durante dos semanas, ocupando a más de 60 vendimiadores expertos. En bodega, asesorados por la mirada externa de Michel Rolland, Isabelle Davin (enóloga de Le Crock desde el año 2000) y su equipo reparten las uvas entre depósitos de acero inoxidable y de hormigón. Tras una semana de fermentación alcohólica y de tres a cuatro semanas de maceración, llega el momento de la fermentación maloláctica, realizada parcialmente en barrica, y de la crianza, que se prolonga entre 16 y 18 meses. Yoann Lavigne, maestro de bodega, y su equipo están activos en bodega y, tras varias catas con Michel Rolland, se ensamblan los vinos. Así nacen las añadas de Château Le Crock y Château La Croix Saint-Estèphe, el segundo vino.

Château Le CrockChâteau Le Crock