CARRITO
¡-10% comprando 6 botellas!

Vinos de Braida

4,2/5
(Basado en 18 opiniones sobre 10 vinos)

Vinos de Braida

La historia de Braida y de Giacomo Bologna coincide con la historia de los vinos de barbera y de su absoluta revalorización. En la actualidad son los hijos de Giacomo, Beppe y Raffaella, quienes dirigen la bodega, dando continuidad al legado de uno de los más grandes pioneros del vino italiano, no solo piamontés.

'Braida' era el sobrenombre con el que se conocía al padre de Giacomo —por su gran afición al pallapugno, un tradicional deporte de pelota en el que un tal Braida fue un destacado campeón—  y es ahora el nombre con el que se identifica la familia que ha situado los vinos de barbera entre los grandes protagonistas tintos italianos. La intuición de Giacomo fue dar valor a un patrimonio ya consolidado, tratando los vinos de barbera como grandes vinos y criándolos magistralmente en madera, sobre todo en pequeñas barricas.

Barberas modernas, pues, aunque sin renunciar en absoluto a la tradición. Y manteniendo del mismo modo un gran respeto por el territorio, ese Monferrato de Asti que tiene en la propia localidad de Rocchetta Tanaro el epicentro de la vid y de la viticultura local en general. El catálogo de Braida representa, en definitiva, los vinos de la tradición, embotellados naturalmente con todo el arte y maestría de la familia: especialmente La Monella, un vino clásico del lugar, concebido para ser bebido de inmediato, fresco, fácil y ligeramente espumoso. Así eran y siguen siendo los vinos de barbera de mesa, sencillos e impactantes, mostrando toda su natural acidez en primer plano, tal como los elaboraban los abuelos.

Acidez y carga frutal se confirman en todos los estilos Braida, también en las barberas criadas en barrica, firmes y majestuosas. Así lo demuestra el Montebruna, un vino que, tras pasar un año en grandes botas, se muestra enérgico y fresco, de paladar placiente y seductor. Y por supuesto el Bricco dell'Uccellone, su gran obra maestra: quizás el mejor vino de barbera en términos absolutos, doce meses en barricas, con una calidez y una suavidad espectaculares, nariz de gran amplitud y una elegancia extraordinaria. Algo más carnoso todavía, el Bricco della Bigotta, 18 meses en barricas, y el excepcional Ai Suma, elaborado con uvas expuestas a sobremaduración.

Entre los vinos autóctonos que no son de barbera, agradan a todos los paladares tanto el Brachetto d'Acqui, un vino de una increíble finura y elegancia en su misma sencillez y seductora dulzura, como el Limonte, elaborado con uvas de grignolino, un vino fácil de beber, de tanino dulzón y paladar crujiente.

  • Año de fundación1961
  • Viñedo propio:60
  • EnólogoGiuseppe Bologna
  • Producción anual de botellas600000
BraidaBraida