Vino con Rossese · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

Rossese

La rossese debe su nombre a las rocas sobre las que heroicamente esta variedad instala sus raíces. Es la variedad tinta más noble de Liguria y, aunque de origen francés e introducida en la zona por los Doria, se ha ganado el reconocimiento de variedad autóctona de la provincia de Imperia, y en concreto de la zona de Dolceacqua, en el interior de Ventimiglia. De producción limitada y con bajos rendimientos, la rossese se sigue cultivando en vaso, viejas cepas llenas de nudos perfectamente adaptadas a los inaccesibles suelos de esta parte de la Riviera de Poniente, a altitudes de hasta 600 metros. Los vinos de rossese presentan un color rubí que evoluciona hacia el granate con el paso del tiempo; cuando son jóvenes, tienen un perfume vinoso intenso pero delicado, con aromas de rosa, violeta y grosellas, mientras que con la crianza adoptan un perfil más denso y oscuro, con notas de especias, tabaco y ruibarbo. En boca suelen tener a menudo un tacto de terciopelo, pero nunca un cuerpo excesivo, sino elegante dentro de su naturaleza rústica, con un tanino amable y una ligera nota almendrada en el final. Acepta muy bien la crianza en madera para los vinos de reserva de mayor calidad.

Leer más

Vino con Rossese

8 productos

19,65

18,60

Agotado

13,50

Agotado

16,00

Agotado

16,50

Agotado

11,00

10,45

-5%
Agotado

13,50

Agotado

12,50

Rossese

La rossese debe su nombre a las rocas sobre las que heroicamente esta variedad instala sus raíces. Es la variedad tinta más noble de Liguria y, aunque de origen francés e introducida en la zona por los Doria, se ha ganado el reconocimiento de variedad autóctona de la provincia de Imperia, y en concreto de la zona de Dolceacqua, en el interior de Ventimiglia. De producción limitada y con bajos rendimientos, la rossese se sigue cultivando en vaso, viejas cepas llenas de nudos perfectamente adaptadas a los inaccesibles suelos de esta parte de la Riviera de Poniente, a altitudes de hasta 600 metros. Los vinos de rossese presentan un color rubí que evoluciona hacia el granate con el paso del tiempo; cuando son jóvenes, tienen un perfume vinoso intenso pero delicado, con aromas de rosa, violeta y grosellas, mientras que con la crianza adoptan un perfil más denso y oscuro, con notas de especias, tabaco y ruibarbo. En boca suelen tener a menudo un tacto de terciopelo, pero nunca un cuerpo excesivo, sino elegante dentro de su naturaleza rústica, con un tanino amable y una ligera nota almendrada en el final. Acepta muy bien la crianza en madera para los vinos de reserva de mayor calidad.