Vino de Nino Barraco · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

Nino Barraco

Nino Barraco

Vinos únicos, con personalidad, carácter y una marcada territorialidad. Estas son las premisas con las que trabaja la bodega de Nino Barraco, una de las que más y mejor ha invertido en la producción...

Valoración
4,5/5
(Basado en 17 opiniones sobre 7 vinos)
Año de fundación2004
EnólogoAntonio Barraco
Viñedo propio:11 / ha
Producción anual de botellas25000 / botellas
País
Regiones
Uvas

Vino de Nino Barraco

18,50

14,40

15,40

21,70

21,70

Agotado

21,70

Agotado

20,65

Nino Barraco

Vinos únicos, con personalidad, carácter y una marcada territorialidad. Estas son las premisas con las que trabaja la bodega de Nino Barraco, una de las que más y mejor ha invertido en la producción ecológica de sus vinos. Con origen en Marsala, los de Nino Barraco son unos de los vinos imprescindibles de Sicilia, fruto de un trabajo plenamente artesanal dirigido por Nino en todas y cada una de sus fases, desde la vendimia hasta su crianza.

La conducción biológica del viñedo, la fermentación espontánea, sin levaduras añadidas y sin control de la temperatura, sin ningún tipo de filtrado y suprimiendo casi en su totalidad el uso de sulfurosos, son los aspectos clave que han dado a los vinos de Nino Barraco un carácter fuertemente ligado al territorio y a la naturaleza.

Los clásicos suelos del occidente siciliano, ricos en arena, arcilla y hierro, regalan a los vinos de Nino Barraco una verdadera armonía de característicos aromas: cítricos, especias, hierbas aromáticas, almendras, salvia, miel... Junto a ellos, una mineralidad nítida y vertical y un larguísimo final amargante, de perfil mediterráneo y recuerdos marinos.

Nueve meses de crianza sobre sus lías y exclusivamente en depósitos de acero dan lugar a la estructura y profundidad de estos inmensos blancos, entre ellos, y entre los más premiados, el Zibibbo seco, una obra maestra de la enología italiana. Junto a él, el increíble Grillo, el sabroso y personalísimo Catarratto y, por supuesto, el maravilloso tinto Pignatello, entre los más apreciados de la isla por su riqueza y potabilidad, y un rosado excepcional, Rosammare, un Nero d'Avola sin sulfitos añadidos.

Nino BarracoNino Barraco