Vino de Malvirà · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

Malvirà

Malvirà

Giuseppe Damonte empezó a elaborar vino en la década de los años 1950 en su bodega familiar persiguiendo un sueño: embotellar el alma de aquella tierra que tanto amaba, para...

Valoración
3,8/5
(Basado en 5 opiniones sobre 8 vinos)
Año de fundación1950
EnólogoRoberto Damonte, Giacomo Damonte
Viñedo propio:42 / ha
Producción anual de botellas300000 / botellas
País
Regiones
Uvas

Vino de Malvirà

14,30

(13,11 x12)

12x11

11,60

(10,64 x12)

12x11

15,05

(13,80 x12)

12x11

30,00

(27,50 x12)

12x11

29,00

(26,59 x12)

12x11

16,50

(15,13 x12)

12x11
Agotado

29,00

Agotado

13,90

Malvirà

Giuseppe Damonte empezó a elaborar vino en la década de los años 1950 en su bodega familiar persiguiendo un sueño: embotellar el alma de aquella tierra que tanto amaba, para que fuera descubierta a pequeños sorbos. A mediados de los setenta, el nombre de la bodega pasó a ser Malvirà, recogiendo la denominación del viejo edificio construido a finales del siglo XIX en el centro de Canale y que a partir de entonces se convertiría en la sede de la empresa familiar. Su curioso nombre (que significa algo parecido a 'mal puesta') responde a que el patio del edificio está orientado al norte en lugar de hacerlo hacia el sur, como es tradicional en el lugar. En 1989 la bodega Malvirà fue traslada a unas nuevas instalaciones, situadas ahora a los pies del viñedo SS. Trinità, ampliadas posteriormente también para acoger nuevos usos y funciones.

Massimo y Roberto, segunda generación de la familia, heredaron de Giuseppe una filosofía de producción centrada en resaltar la tipicidad de los vinos de Roero: vinos refinados y francos, capaces de transmitir el emocionante carácter del lugar con toda sinceridad. Otra prueba del cuidado y respeto que el trabajo de esta familia demuestra por el entorno es haber convertido todos sus viñedos a ecológico. En la bodega, las etiquetas de todos los vinos reproducen símbolos de las cartas del tarot, insinuando de un modo misterioso y atractivo las experiencias sensoriales que aguardan al catador.

Malvirà aplica un mismo estilo de vinificación para todas las parcelas de su propiedad, viñedos con una auténtica personalidad propia. Un "estilo Borgoña", por decirlo de algún modo, que persigue resaltar al máximo el carácter de cada uno de los microclimas y suelos que caracterizan la región de Roero. Desde 2017, todos los viñedos de arneis cuentan con certificación ecológica, lo que confirma una vez más la decidida apuesta de los hermanos Damonte por esta variedad, a la que se debe el gran impulso cualitativo y comercial que han obtenido los vinos de Roero. En su gama encontramos unos Roero Riserva, tintos con una calidad constante y un elevadísimo nivel de expresión. Su Renesio es un nebbiolo fresco y dinámico, el Trinità es incisivo, largo y sutil, y es consistente y aterciopelado su Mombeltramo, un gran vino de finca. Entre los vinos de arneis destaca por su gran sabor el procedente del viñedo Trinità, fresco y esbelto, y el Saglietto, destacable por su mayor cuerpo y redondez, que debe a una generosa crianza en madera.

Esto bastaría para darse cuenta de hasta qué punto Malvirà apuesta por la variedad arneis, pero la lista sería incompleta sin destacar el auténtico protagonista de la historia de los blancos del Piamonte, el Vigna Renesio, procedente del viñedo Renesio, precisamente donde se encuentran las primeras noticias sobre el cultivo de la uva arneis en el territorio de Alba, en torno al año 1478. Según algunos documentos históricos pertenecientes al archivo de los condes Roero, propietarios de este territorio en la Edad Media, el nombre de arneis tendría su origen en el nombre de este viñedo. En aquella época el nombre que se recogía era Reneysium, posteriormente fue Renexij, hasta adoptar la forma italiana de Ornesio.

Se trata de un viñedo delimitado por una doble hilera de cipreses que nos recuerda un poco a la Toscana, y por un viejo casón construido en el 1700. Está situado en la localidad de Canale, con exposición sur-norte-este, a una altitud comprendida entre los 260 y los 320 metros; cubre una superficie de 6,5 hectáreas con suelos arcillosocalcáreos, ideales para el cultivo tanto de la nebbiolo como de la arneis y para la obtención de vinos con excelente cuerpo, austeridad y potencial de guarda.

MalviràMalvirà