Vino de Bodegas y Viñedos Pujanza · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

Bodegas y Viñedos Pujanza

Bodegas y Viñedos Pujanza

Bodegas y Viñedos Pujanza se encuentra en el término municipal de Laguardia, a los pies de la Sierra de Cantabria, en un paraje de la Rioja Alavesa de belleza extrema que se considera límite para el...

Valoración
4,2/5
(Basado en 17 opiniones sobre 6 vinos)
Año de fundación1998
EnólogoCarlos San Pedro
País
Regiones
Uvas

Vino de Bodegas y Viñedos Pujanza

11,95

(10,96 x12)

12x11

19,95

(18,29 x12)

12x11

49,90

(45,74 x12)

12x11

139,90

(128,24 x12)

12x11

78,95

(72,37 x12)

12x11

47,70

(43,72 x12)

12x11

Bodegas y Viñedos Pujanza

Bodegas y Viñedos Pujanza se encuentra en el término municipal de Laguardia, a los pies de la Sierra de Cantabria, en un paraje de la Rioja Alavesa de belleza extrema que se considera límite para el cultivo de la vid.

Pujanza inició su andadura en 1998, de la mano de Carlos San Pedro, descendiente de una familia de viticultores con tres generaciones de experiencia acumulada. Aquellas primeras botellas elaboradas en las instalaciones familiares se rellenaron con un único vino que lució el nombre de la bodega en su etiqueta. Ya en 2001, añada extraordinaria en Rioja, se entró uva al edificio de la nueva bodega, en la actualidad, lugar de peregrinaje obligatorio para cualquier amante del vino riojano.

Desde sus inicios, Bodegas y Viñedos Pujanza apostó por concentrar sus mayores esfuerzos en la viña, ofreciendo a las uvas todo el cariño y atención que merecen. La totalidad del viñedo es de propiedad y se encuentra cerca de la bodega, hecho que facilita mucho el transporte de la uva y el control exhaustivo sobre el viñedo. Tempranillo y viura son las únicas variedades que se cultivan, hecho que demuestra, una vez más, un enorme respeto por la historia y las tradiciones riojanas.

En bodega, combinan los conocimientos ancestrales con los más estrictos controles técnicos para asegurar un perfil de vinos elegante y complejo con un fuerte sentido del territorio. Todos los vinos son criados en barricas de roble francés durante un mínimo de 12 meses y llegan a las mesas de todo el mundo cargados de orgullo riojano y emocionantes sensaciones gustativas.

Fruto de su tesón e inquietudes Carlos San Pedro aúna esfuerzos con la familia Navascués en Viñedos de Mancuso.

Bodegas y Viñedos PujanzaBodegas y Viñedos Pujanza