Cava de Adernats · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

Adernats

Adernats

La de La Vinícola de Nulles es la historia del esfuerzo de un pueblo por sacar adelante un sueño, un anhelo de esperanza ante la gran desolación que causó la plaga de la...

Valoración
4,5/5
(Basado en 6 opiniones sobre 12 vinos)
Año de fundación1987
EnólogoIvà Gallego
Viñedo propio:400 / ha
País
Regiones
Uvas

Cava de Adernats

8,60

(7,89 x12)

12x11

21,50

(19,71 x12)

12x11

8,85

(8,11 x12)

12x11

7,95

(7,29 x12)

12x11

10,95

(10,04 x12)

12x11

5,60

(5,14 x12)

12x11

38,50

(35,29 x12)

12x11

5,60

(5,14 x12)

12x11

9,35

(8,57 x12)

12x11

5,60

(5,14 x12)

12x11

5,60

(5,14 x12)

12x11

13,75

(12,60 x12)

12x11

Adernats

La de La Vinícola de Nulles es la historia del esfuerzo de un pueblo por sacar adelante un sueño, un anhelo de esperanza ante la gran desolación que causó la plaga de la filoxera.

Son los principios del 1900, y tras centenares de años con plantaciones y elaboraciones vinícolas familiares, los habitantes de Nulles deciden unir sus recursos y conocimientos para crear el sindicato de San Isidro y levantar la bodega del pueblo, la Catedral del Vino de Nulles. Esta unión, se materializa en 1917, siendo la cosecha de 1920 la primera en llenar los nuevos depósitos del emblemático edificio modernista, obra de Cèsar Martinell. Esta obra, destaca no sólo por su belleza, sino por reunir todas las cualidades necesarias para la elaboración de vino. Materiales autóctonos como la cal y la arcilla que pueblan las viñas fueron empleados para levantar el edificio, consiguiendo así que se mimetizara y se integrara con el entorno rural.

En Nulles tienen claro que sólo con la mejor uva se obtienen los mejores vinos, por eso, el trabajo del enólogo comienza en el campo junto a los agricultores, los propios socios de la bodega que aportan la experiencia de muchas generaciones y que conocen el suelo y el clima como nadie. Situado a tan sólo 12 km del mar, el viñedo de Nulles combina una excelente maduración debida a una gran cantidad de horas de sol, con una buena acidez otorgada por el mar. Las raíces, que se alimentan de una tierra de arcilla y cal muy rica pero bañada por pocas lluvias, dan unas producciones de uvas bajas pero muy concentradas. Además, la mayor parte de las 400 hectáreas propias de viñedo están plantadas en vaso, lo que propicia poder extraer la mejor calidad, sobre todo cuando hablamos de viñas viejas de más de 80 años.

Todos estos factores hicieron posible el inicio del embotellado en Nulles en 1987, con el nacimiento de Adernats, la marca que aporta hoy día el reconocimiento a Nulles y a las generaciones de viticultores que lo han hecho posible.

AdernatsAdernats