Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSeleccionesRegiones
CYBER MONDAY ¡Hasta -30% en TODOS los vinos!2h 21m 8s

Marche

Dónde está Marche

Las Marcas son, como su nombre indica, tierra de fronteras; separan el centro del norte de Italia y son una de las regiones más heterogéneas del país en cuanto a viticultura. Su uva más representativa es la verdicchio, la variedad blanca que mejor ha escrito la historia vitivinícola de la región.

La verdicchio es, en pocas palabras, una de las principales variedades blancas de Italia. Una uva que no ha recibido todavía el reconocimiento que se merece, una uva versátil y con una personalidad a la altura de las grandes variedades blancas a nivel internacional. Por otro lado, lo que durante años ha sido probablemente una desventaja —el hecho de ser una variedad muy localizada— es hoy su principal fortaleza: una uva que forma parte indisociable del singular territorio que la acoge. La verdicchio y las Marcas son como los dos cónyuges de un matrimonio perfecto. Y es en las colinas de Jesi, entre los antiguos castillos de la antigua Marca, que esta uva ha encontrado un hábitat único, con un clima todavía mediterráneo si bien mitigado por las frescas corrientes que proceden del interior y unos terrenos perfectamente expuestos y ricos en depósitos minerales, que confieren a las bayas nervio y estructura.

La verdicchio es, además, una uva que no teme las largas y complejas estancias en barricas o la crianza sobre lías, como demuestra la categoría de los vinos con denominación Verdicchio Riserva, una DOGC propia para los blancos de larga crianza, y a pesar de su nombre (no olvidemos que el término verdicchio deriva de 'verde', asociado generalmente a vinos frescos y fáciles de beber). Con una cuidada crianza, la verdicchio ofrece vinos inmensamente fragantes y llenos de carácter en boca: hierbas aromáticas, melisa, saúco, frutas exóticas, mineralidad... son solo algunas sensaciones de la extraordinaria riqueza que esta uva es capaz de ofrecer. Con todo, no solo en Jesi puede uno encontrar oro en las Marcas. También en Matelica, una localidad situada entre los valles de los Apeninos, donde se producen unos vinos de verdicchio de montaña, decididamente más finos y precisos, de una elegancia suprema. Vinos que comparten con sus hermanos de Jesi esta extraordinaria capacidad para el envejecimiento, de los más longevos de Italia, verdaderos blancos para guardar incluso durante más de 20 años.

Situada en estos momentos en la cumbre del vino de calidad de Italia, la región de las Marcas nos regala también unos extraordinarios vinos tintos, tanto jóvenes y aromáticos como de guarda, vinos con una gran estructura. Entre los primeros se encuentran sin duda los acogidos a la denominación de Lacrima di Morro d'Alba, la excelente producción de las colinas de Ancona: unos vinos dotados de suave fragancia, tremendamente seductores, finos y delicados, con aromas de frutas, ideales para acompañar quesos poco curados y numerosos platos de pescado. El viñedo de Lacrima goza de una gran reputación y está protegido desde la época de Federico Barbarossa, si bien estuvo a punto de perderse: afortunadamente, hoy se vinifica tanto joven como madurado, con unos resultados excelentes en cuanto a estructura y longevidad.

Los grandes "campeones" de las Marcas se encuentran sobre todo alrededor del monte Conero y, más al sur, en la provincia de Ascoli Piceno. El Conero, la imponente montaña del Adriático que domina Ancona, da a los viñedos de la variedad montepulciano una maravillosa exposición meridional y numerosos microclimas y terroirs que transmiten al vino un carácter y una estructura cada vez más reconocida y apreciada. Los montepulcianos de Conero son de los más grandes de Italia; aquí, la variedad montepulciano, mezclada con pequeños aportes de un singular sangiovese "de mar", ofrece unos vinos extraordinariamente longevos, muy austeros y sabrosos, capaces de soportar las crianzas más exigentes.

Si hablamos de grandes vinos, la provincia de Ascoli Piceno es de las que despunta con orgullo en la región. Aquí también, montepulciano y sangiovese, fusionando mar y montaña, contribuyen a la creación de verdaderas obras maestras enológicas, entre las más representativas de Italia: unas largas crianzas en roble y unas prudentes vinificaciones de vanguardia ofrecen vinos de gran robustez, en los que una nariz afrutada, especiada y balsámica se funde con un paladar lleno, sedoso, infinito.

¿Solo uvas de lacrima, montepulciano y sangiovese entonces? ¡Por supuesto que no! Las Marcas son también tierra de variedades internacionales, uvas que encuentran aquí un lugar donde producir tanto vinos de culto con reputación internacional como vinos con una relación calidad/precio altamente competitiva. Y, además, las Marcas son también tierra de blancos emergentes como los de pecorino: una uva fantástica que, sobre todo en Offida, en la provincia de Ascoli Piceno, ofrece unos resultados extraordinarios, destacables por su estructura, persistencia y longevidad. Vinos a conocer sin duda.

Vino de Marche

90 productos

22,55

19,17

-15%

9,30

8,85

-5%

6,45

5,15

-20%

11,95

10,76

-10%

10,20

9,18

-10%

14,30

13,59

-5%

15,20

12,92

-15%

28,70

24,39

-15%

11,20

10,08

-10%

10,20

9,69

-5%

30,65

29,11

-5%

16,20

15,39

-5%

8,95

8,51

-5%

8,45

6,75

-20%

11,95

11,36

-5%

104,25

99,04

-5%

27,70

45,05

42,80

-5%

10,90

10,36

-5%

9,95

8,95

-10%

17,35

16,48

-5%

7,95

7,15

-10%

25,65

24,37

-5%

12,35

11,74

-5%