Vino de Máquina y Tabla · Vinissimus
País de destino:
España
Idioma
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

Máquina y Tabla

Máquina y Tabla

Màquina & Tabla son Oriol Illa y Susana Pastor, un pequeño negocio familiar dedicado a la elaboración de vinos vibrantes que casen perfectamente con la comida, vinos tradicionales...

Vino de Máquina y Tabla

11 productos

19,95

16,96

-15%

10,90

9,27

-15%

11,95

12,45

12,50

Agotado

12,90

Agotado

10,20

Agotado

19,95

17,96

-10%
Agotado

10,20

Agotado

19,95

Agotado

18,40

16,56

-10%

Máquina y Tabla

Màquina & Tabla son Oriol Illa y Susana Pastor, un pequeño negocio familiar dedicado a la elaboración de vinos vibrantes que casen perfectamente con la comida, vinos tradicionales de paisano, frescos y deliciosos; en definitiva, ¡vinos para disfrutar!

La historia

El proyecto se forjó desde cero, con sus dos jóvenes ideólogos viajando por toda la zona de Castilla y León buscando los viñedos más viejos y peculiares. Hoy, es un viaje a través de los mejores terruños de Castilla y León, desde las terrazas graníticas de Gredos hasta las laderas del Bierzo, cruzando los páramos del Duero (Toro y Rueda).

Elaboración

Oriol y Susana buscan la pureza y delicadeza en el cultivo, vinificación y crianza, respetando la singularidad de las cepas. Cuidan los detalles con esmero y creen que el vino de alta calidad debe ser siempre respetuoso con la tierra y la naturaleza. Es por todo ello que trabajan muy duro para producir vinos buenos de verdad, desde sus cuatro iniciativas paralelas: Leonila, Nicasia, El Oso y la Alemana y Serapia. 

Los vinos

Leonila y Laderas de Leonila son los vinos de un proyecto que se nutre de viñas viejas y que busca recuperar prácticas ancestrales de vinificación en El Bierzo, entre el húmedo clima atlántico y las montañas de los Picos de Europa. Allí trabajan principalmente la uva mencía, pero también con las blancas palomino, doña blanca y godello.

El proyecto Nicasia se asienta en 8 hectáreas de viñedos biodinámicos en Toro. Allí, trabajando con mínima intervención, buscan elaborar vinos cristalinos y desbordantes de emoción. En el clima extremo de la región cultivan tinta de toro y garnacha, así como las blancas malvasía y verdejo. A él pertenecen los vinos Nicasia Tinto y Nicasia Blanco, Páramos de Nicasia Tinto, Páramos de Nicasia Blanco y Páramos de Nicasia Rosado.

El Oso y la Alemana, también en Toro, es la iniciativa más moderna. Viña vieja, agricultura tradicional, vendimia manual y lentas fermentaciones naturales. Barricas francesas, trabajo de lías y sin adición de sulfitos. Ofrecen la versión de El Oso y la Alemana Tinto y El Oso y la Alemana Blanco.

Finalmente, Serapia es su proyecto clásico en Gredos. Allí trabajan con garnachas viejas en suelos graníticos y a una altitud elevada, produciendo vinos etéreos y aromáticos, como el Serapia y el Terrazas de Serapia.