Vino tintoVino blancoVino espumosoDestiladosOtros vinosOfertasSeleccionesRegiones
TRANSPORTE GRATIS a partir de 100 EUR ¡Sólo hasta el miércoles!

Louis et Claude Desvignes

Louis et Claude DesvignesLouis et Claude Desvignes

Louis Claude Desvignes fue declarada mejor bodega del Beaujolais por la Guía de los Mejores Vinos de Francia en 2020. Sus artífices, los hermanos Louis-Benoît y Claude-Emmannuelle Desvignes, son naturales de las tierras en las que habitan en su adorado Morgon. Son ya la octava generación familiar de esta firma fundada en 1722. Su padre, Louis-Claude, ya elaboraba vino, pero vendía la mitad de la fruta a otras bodegas; sus hijos decidieron terminar con esa práctica y comenzaron a embotellar toda la producción bajo la etiqueta Desvignes.

Trabajan 13 hectáreas de viñedo, 5 de las cuales se encuentran en Côte du Py, el trozo de tierra más reputado de todo Morgon, cru del Beaujolais célebre por producir algunos de los vinos más longevos y complejos, gracias a la alta concentración de esquisto y manganeso en sus suelos. Las propiedades de Desvignes se dividen en numerosas parcelas pequeñas, cuyas cepas tienen un promedio de 70 años. La agricultura es orgánica, la densidad de plantación es elevada, las cepas se conducen en vaso y los rendimientos son bajos. La uva se vendimia manualmente, más tarde de lo habitual en búsqueda de la plena madurez, con el mismo equipo desde hace muchos años y se selecciona doblemente, en el viñedo y a la entrada en bodega.

Allí comienza la clásica elaboración del Beaujolais, la maceración semicarbónica. Dicho proceso consiste en introducir los racimos enteros en un depósito saturado de CO2; esto provoca que se inicie una fermentación intracelular dentro de cada una de las bayas que resultará en un futuro vino más amable y afrutado. La cantidad de fruta despalillada y racimo entero, así como el tiempo de maceración varían según la cosecha y las parcelas. Para la extracción gradual, Desvignes permite que la fermentación y la maceración sean largas y mantiene el sombrero sumergido en lugar de golpearlo hacia abajo. Después del prensado y la fermentación maloláctica, los vinos se crían entre 10 y 18 meses, únicamente en depósitos de hormigón, pues para Louis y Claude las barricas son simple maquillaje. El azufre se usa juiciosamente, dependiendo de cada cosecha y los vinos se filtran ligeramente, únicamente en algunas ocasiones.

Todo el trabajo de Claude y Louis se ve reflejado en la elegancia y carácter de sus vinos. Son vinos delicados, de taninos crujientes y pulidos, en los que no se ha abusado del trabajo con las pieles ni se ha empleado la crianza en madera, vinos que pueden beberse desde su juventud pero que saben envejecer con elegancia, ganando en matices y profundidad y aproximándose con el tiempo a los vinos borgoñones de pinot noir.

Todos los productos de Louis et Claude Desvignes