Bag in Box, ¿el vino del futuro? · Vinissimus
CARRITO
Transporte gratuito a partir de 200 €

Bag in Box, ¿el vino del futuro?

Bag in Box

Bag in Box, un envase con muchas ventajas

En Vinissimus nos gustan las propuestas arriesgadas y la de hoy, sin duda, es una idea apta para muchos perfiles y ocasiones. Un formato para disfrutar entre amigos o familiares, que además representan la esencia familiar del producto local. Una propuesta que se asocia al vino cotidiano que se bebe en casa, "le vin en pichet", el vino en jarra de lunes a viernes, y que no desmerece el vino premium o de terruño que podamos consumir el fin de semana o en ocasiones especiales.

Estamos de acuerdo en que el vino no es una bebida más, pero a pesar de su tradición milenaria y de toda la historia, cultura y conocimientos que encierra, tanto el vino como sus envases avanzan también con los años. En los últimos tiempos, la industria vitivinícola mundial ha descubierto los envases Bag in Box y parece ser que ya no hay vuelta atrás. El conservador mundo del vino ha apostado por el cambio, ¡brindemos por ello!

¿Qué es el Bag in Box?

 

El Bag in Box es un envase que se compone básicamente de una caja y una bolsa. La bolsa está formada por varias láminas que protegen el producto de la oxidación y la luz, y una válvula de grifo o tapa que facilita la dosificación del líquido. Dicha bolsa está protegida de la luz y de los posibles daños por una caja que, además, facilita su transporte y sirve como un medio de comunicación ideal para promocionar su contenido.

 

Ventajas del Bag in Box

 

  • Más fresco durante más tiempo: la principal ventaja del Bag in Box es que una vez abierto mantiene el producto fresco durante un largo periodo de tiempo (hasta 6 semanas), ya que impide la entrada de aire en el interior de la bolsa. Esto permite alargar el consumo del producto hasta un periodo de tiempo impensable con el vino en botella, que se oxida relativamente rápido y se acaba desechando.
  • Facilidad de transporte: es apilable y facilmente transportable. Es mucho más ligero que las botellas y muy robusto, por lo que las posibilidades de rotura se minimizan.
  • Mayor higiene: el envase Bag in Box se realiza con bolsas muchas veces asépticas y por supuesto de un solo uso.
  • Excelente relación precio-placer: debido al bajo coste del envase y al mayor volumen, el precio final del producto resulta siempre más ventajoso.
  • Menor coste e impacto ambiental: debido al menor volumen de desechos y la posibilidad de reciclar sus materiales se reduce considerablemente el impacto medioambiental.