Mi nombre es Parker, Robert Parker

Robert McDowell Parker, Jr., más conocido como Robert Parker, nació en Baltimore, Maryland, el 23 de julio de 1947. A los 20 años, siendo aún estudiante, viajó a Alsacia a visitar a su novia (hoy mujer) y quedó fascinado con los vinos franceses; aquel viaje sembró una semilla que brotaría años más tarde.

Después de graduarse en Historia del Arte y Derecho, trabajó como abogado durante diez años hasta que, en 1975, decidió empezar a escribir sobre vinos; en 1978 lanzó The Wine Advocate (el abogado del vino), una revista que pretendía orientar al consumidor sin filtro ni condicionante alguno y que en sus inicios se envió a unos 600 comerciantes. No pasó ni un solo día sin que su número de suscriptores creciese de forma exponencial, pero el verdadero boom Parker llegó en 1982, cuando Bob, como lo llaman sus amigos, calificó la cosecha de Burdeos de aquel año como excelente mientras el resto de críticos internacionales la tildaba de mediocre. El tiempo dio la razón a Robert Parker quien en 1984 abandonó la abogacía para dedicarse en exclusiva al mundo del vino.

Creó un controvertido sistema de puntos, en el que todos los vinos se puntúan entre los 50 y los 100, que pronto fue seguido muy de cerca por productores de todo el mundo. En poco tiempo, las opiniones de Robert se convirtieron en dogma y muchos elaboradores de vino se esforzaron en satisfacer el paladar del Sr. Parker, ansiando sus prestigiosos puntos, pues sus opiniones positivas permitían y permiten a las bodegas vender sus vinos a un precio más elevado y en un tiempo mucho menor. Cierto es que algunas bodegas llegaron a pervertir su estilo histórico en la búsqueda del beneplácito del crítico de Maryland, pero no lo es menos que Parker se limitó simplemente a opinar en libertad sin obligar a nadie a nada.

A día de hoy, sus opiniones siguen pesando mucho a nivel internacional y tanto sus seguidores como detractores se cuentan por miles. Muchos critican su supuesta falta de imparcialidad y su adoración de un estilo de vino determinado, un fenómeno que se conoce como parkerización. Robert Parker adora los vinos con cuerpo y tanino, amaderados y potentes y, según sus críticos, desmerece el resto. Al otro lado, sus seguidores opinan que hubo un antes y un después en el mundo del vino gracias a Bob y sus críticas y le consideran responsable de la enorme mejora de la calidad de muchas bodegas y del creciente interés mundial por el vino.

Sea como fuere, la capacidad de análisis y los enormes conocimientos sobre el mundo del vino del señor Robert Parker parecen fuera de cualquier duda razonable. Especializado en el vino de Burdeos, ha escrito ya 11 libros sobre vinos, en su mayoría sobre vinos franceses y sigue escribiendo en WA sobre los vinos de Burdeos y del norte de California. Su sitio web, fundado en 2002, acumula más de 300.000 valoraciones publicadas y es considerada la página sobre vinos con más visitas del mundo. Wine Advocate tiene más de 50000 suscriptores en más de 38 países y su labor ha sido reconocida por presidentes de países como Francia o Italia. En julio de 2017, Michelin adquirió el 40% de la empresa de Robert Parker con la clara voluntad de vincular dos referentes gastronómicos mundiales.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.