Sushi y vino, los maridajes más interesantes

Pocas cocinas han irrumpido con tanta fuerza en los hogares de occidente como la japonesa y, muy especialmente, uno de sus platos estrella: el sushi. Hasta no hace demasiado, sushi sonaba a exótico, a curioso, sin embargo, a día de hoy son ya muchos los aficionados a la cocina que se atreven a preparar su propio sushi e infinidad los que se cuentan entre los adoradores de dicha preparación.

Cabe destacar que el término sushi se refiere al arroz sazonado con vinagre que sirve como base para muchas de las preparaciones más populares, como puedan ser makis o nigiris. El sashimi, por ejemplo, pese a considerarse un tipo de sushi, consiste simplemente en pescado crudo con un corte especial. Las variedades de sushi son casi infinitas: oshi, onigiri, temaki, uramaki … del mismo modo, los posibles maridajes son también múltiples, desde cerveza japonesa, a te oolong o sake y, por supuesto, vino.

Seda Líquida Sake Grand Cru
Seda Líquida Sake Grand Cru
Enter Sake Black Dot Sake
Enter Sake Black Dot Sake
Kensho Tokubetsu Junmai Sake
Riahaku Nigori Dreamy Clouds Sake

La idea principal a la hora de maridar vinos y sushi es la de refrescar el paladar para equilibrar la grasa y la proteína del pescado, y esto se consigue con acidez. Esta es la causa principal de que el mejor tipo de vinos para acompañar dichas preparaciones sea el blanco, ya sea tranquilo o espumoso. Debemos evitar vinos con crianza o de alto grado alcohólico, pues el sushi tiende a ser delicado y el vino no debe imponerse, sino acompañar. La mayoría de variedades aromáticas funcionaran muy bien, siempre que recordemos que, a mayor porcentaje de grasa en el pescado, necesitaremos más acidez en el vino; tampoco debemos olvidar que, si nuestro pescado está especiado, un toque extra de dulzor en el vino le sentará de maravilla.

Sushi y vino: nuestras recomendaciones

Algunas combinaciones infalibles son el cangrejo con grüner veltliner, la caballa con sauvignon blanc (especialmente de Sancerre), el salmón con chenin blanc de Vouvray o las vieras con un Champagne blanc de blancs. Pero, si prefieren maridajes menos frecuentes, atrévanse con los langostinos con pinot gris, el calamar con un muscadet de Domaine de l’Ecu o la anguila con gewürztraminer alsaciano, incluso con riesling si está ahumada. ¿Necesitan algo más impactante? Apuesten por una manzanilla y repetirán.

Setzer Grüner Veltliner Trocken Ausstich
Pascal Jolivet Attitude Blanc
Marc Brédif Vouvray Classic
Coutier Brut Blanc de Blancs
Maculan Pino & Toi
Domaine de l’Ecu Granite
Josmeyer Fleur de Lotus
Manzanilla La Gitana

One Response

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.