Las 3 Riojas

La histórica y popularísima DOCa Rioja no es en realidad una denominación uniforme, sino que en ella encontramos tres subzonas distintas con paisajes y personalidades propias que hacen que sus vinos sean también dispares. Por supuesto, dentro de cada una de las subzonas se dan diversos microclimas que acaban de definir el carácter individual de cada vino, pero conocer globalmente cada una de las tres regiones ayuda a entender un poco mejor el vino riojano.

Rioja mapa

Rioja Alavesa

Situada en el curso alto del río Ebro, la Rioja Alavesa está formada por grandes llanos y pendientes suaves en los alrededores de pueblos tan reputados como Laguardia, Labastida o Elciego. Aquí el clima es continental de moderada influencia atlántica (gracias a la barrera natural de la Sierra de Cantabria) y más acusadamente mediterránea, algo más cálido que en la Rioja Alta y con unas precipitaciones que rondan los 450mm/año. De sus 10494 ha de suelos arcillo-calcáreos, a menudo divididos en pequeñas parcelas y terrazas, se obtienen vinos de graduación y acidez media de distintas tipologías, desde lo tradicionales cosecheros de maceración carbónica de extraordinaria frutosidad, pensados para consumir jóvenes, hasta tintos con todas las aptitudes para prolongados envejecimientos en barrica. Algunas de las bodegas más prestigiosas, como Marqués de Riscal, Baigorri, Remírez de Ganuza o Izadi, se encuentran aquí.

Rioja Alta

La húmeda y montañosa Rioja Alta es la subzona situada al sur del río Ebro que se extiende desde la capital, Haro, hasta Logroño, pasando por pueblos tan reconocidos como Cenicero o San Vicente de la Sonsierra. Sus 20941 ha totales de viñedo gozan de clima continental de influencia atlántica. La combinación de suelos pobres con una temperatura media de 12,8 grados y unas precipitaciones anuales de 450 mm, permiten obtener vinos de grado medio, con cuerpo y acidez total elevada, aptos para el envejecimiento en roble, un estilo que algunos asocian con los tintos más tradicionales de los que las imprescindibles Viña Tondonia, La Rioja Alta, Marqués de Murrieta o Muga son estandartes.

Rioja Baja

Situada al SE de la denominación, las 16951 ha que forman la Rioja Baja se benefician de una marcada influencia mediterránea que la convierten en la más particular de las tres subzonas a nivel climático. Pueblos como Calahorra o Alfaro pueden certificar que aquí las temperaturas son más cálidas (13,9 grados de media) y las precipitaciones menores (370 mm/año). Estos factores, combinados con la menor altitud y los suelos aluviales, permiten a la Rioja Baja ofrecer vinos de mayor grado y estructura, hecho que explica que tradicionalmente sus vinos se hayan utilizado para añadir cuerpo a los de las otras dos subzonas. Variedades como la garnacha o el graciano se sienten muy cómodas en las plantaciones de la zona, a menudo, mayores que en las otras dos Riojas. Palacios Remondo es la bodega referente.

Añade un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.