Xarel·lo Vermell

El xarel·lo vermell es una variedad autóctona catalana conocida también como cartoixà vermell o cartoixà marí. Es una mutación del xarel·lo, de piel algo más gruesa y coloreada que la de aquel, lo que deriva en una vendimia algo más tardía y en un color tímidamente rosado.

Pese a haber sido ampliamente cultivada en el Penedés, la llegada del Cava acabó con ella casi por completo, llegando a considerarse casi extinguida (poco más de 2 ha). Sin embargo, un grupo creciente de viticultores la está replantado y reinjertando, especialmente en el Penedés y en la provincia de Tarragona, obteniendo vinos de sorprendente carácter que parecen estar creando un efecto dominó entre las bodegas.

Cuando se vendimia en su punto óptimo de maduración es capaz de ofrecer una complejidad aromática sorprendente que combina los aromas a hinojo propios de la variedad blanca con recuerdos a fresas silvestres salpicadas de finos toques salinos. A la vista luce tonos rojizos y anaranjados; en boca, los vinos de xarel·lo vermell son amplios y sedosos, suaves y elegantes, amables y fáciles de beber. Comunican la mineralidad del terruño con transparencia y suelen vestir su final de chispeantes tonos amargos. Son vinos frescos, algo más largos que los de xarel·lo blanco y con aromas que pueden girar en torno al melocotón, el pomelo e incluso la menta. Cuando se trabajan sus lías añade densidad y estructura al conjunto.

Dado su perfecto equilibrio entre fruta y frescor es también una variedad fantástica para la elaboración de espumosos. Su versatilidad no termina ahí, pues en la mesa permite también infinidad de combinaciones, desde arroces de marisco, a pescados ahumados, aperitivos, escabechados o verduras a la brasa.

Xarel·lo Vermell, nuestras recomendaciones

Algunos de los mejores vinos que se elaboran en la actualidad con esta emocionante variedad son:

Añade un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.