Las 10 mejores destilerías escocesas de whisky de malta

Que Escocia es la cuna del whisky de malta y que de sus destilerías surgen cada año algunos de las mejores bebidas espirituosas del mundo no es algo que pueda sorprender a ningún aficionado a los buenos destilados, pero, de entre la enorme diversidad y variedad de destilerías, ¿cuáles son las mejores? ¿Qué beben los propios escoceses? Con el fin de resolver tan espinosa cuestión hemos visitado los sitios de las más prestigiosas publicaciones británicas, como The Independent, The Whisky Exchange, Falviar o Fine Tailored, para elaborar una lista definitiva con las 10 mejores destilerías escocesas de whisky de malta. Por el camino se han quedado grandes nombres como Auchentoshan, Ben Riach, Bruichladdich, Caol Ila, Glenlivet, Laphroaig, Macallan, Old Pulteney o Springbank. Sólo las auténticas destilerías referentes para los británicos, tienen una plaza entre las diez mejores destilerías escocesas de whisky de malta: Ardbeg, Bowmore, Dalmore, Glenfarclas, Glenfiddich, Glenmorangie, Highland Park, Lagavulin, Talisker y The Balvenie.

La mágica isla de Islay, la más austral de las Hébridas exteriores, se lleva la palma con tres destilerías entres las 10 mejores. La turba empleada para el secado del cereal imprime un fuerte carácter yodado a los whiskies de Islay. Sus aromas fuertemente ahumados no son del agrado de todo aficionado al whisky, pero si buscamos un malta intenso y profundo, ninguno puede competir con un Islay. Ardbeg, Bowmore y la mítica Lagavulin son las tres destilerías preferidas por los británicos en la isla. El Ardbeg 10 years old es una magnífica puerta de entrada al universo de los whiskies ahumados; una vez seducidos por los aromas de la turba podemos ascender en la escala de intensidad con un Bowmore 12 para acabar rendidos ante la sequedad y la profundidad del excepcional Lagavulin 16.

Ardbeg 10

Ardbeg 10

Bowmore 12

Bowmore 12

Lagavulin 16

Lagavulin 16

No crean que la relación de los mejores whiskies de malta y las islas acaba aquí. Highland Park y Talisker ocupan también un lugar de privilegio en los paladares británicos. El primero se elabora en las islas Orkney, un paraíso remoto en el que frailecillos y una pequeña capilla italiana decoran una tierra salvaje en la que el viento no deja crecer los árboles; el Highland Park 12 es un auténtico referente para muchas otras destilerías por su estilo amielado y sedoso. Al noroeste, en la bellísima Skye, la destilería de Talisker produce un whisky de culto, el Talisker 10, una auténtica joya salina y finamente ahumada.

Highland Park 12 Years

Highland Park 12 Years

Talisker 10

Talisker 10

Cruzando Escocia para llegar a la costa este de las Highlands encontramos dos destilerías próximas entre ellas (apenas 24 kms): Dalmore y Glenmorangie recogen toda la esencia del mar y el carácter austero de las tierras altas, ambas situadas en dos preciosos estuarios repletos de delfines. Dalmore 15 es elegante y suave, mientras que Glenmorangie 10 es un verdadero clásico en cualquier pub escocés, un whisky de cuerpo medio y aromas especiados.

Dalmore 15 años (70 cl)

Dalmore 15 años (70 cl)

Glenmorangie The Original Ten Years Old

Glenmorangie The Original Ten Years Old

Y, para acabar, echaremos un vistazo a tres de las más aclamadas destilerías del idílico Speyside, la zona de mayor concentración de destilerías de toda Escocia: Glenfarclas, Glenfiddich y The Balvenie. El Glenfarclas 10 ha sido siempre uno de los favoritos de los escoceses, quizás menos conocido internacionalmente, pero ligero y dulce como ningún otro. Glenfiddich 18 combina la sutileza de los aromas de la manzana con la calidez de la madera y the Balvenie doublewood 12 es un excelente whisky de sobremesa, gracias a una segunda maduración en barricas de Jerez.

Glenfarclas 10

Glenfarclas 10

Glenfiddich 18

Glenfiddich 18

The Balvenie Doublewood 12

The Balvenie Doublewood 12

Añade un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.