«Els noms de la terra», la nueva clasificación de la DOQ Priorat

El pasado 19 de mayo se dio el pistoletazo oficial de salida a uno de los proyectos más ambiciosos y esperados de la DOQ Priorat. Bajo el nombre de “Els noms de la terra” (los nombres de la tierra) se pretende volver atrás, como ya hicieran otras grandes regiones vinícolas en el pasado, para recuperar y poner en valor la esencia de los grandes vinos: el viñedo. Se pretende volver a nombrar al vino por su lugar de origen, algo muy habitual en los años 20 y 30, cuando el vino se identificaba incluso con el nombre de la familia que lo elaboraba.

La DOQ Priorat cuenta en la actualidad con poco más de 2.000 hectáreas de viñas que el nuevo sistema pretende ordenar según su singularidad. Para llevar a cabo la catalogación, el Consejo Regulador de la DOQ ha identificado todas las parcelas vinícolas de la denominación para poder garantizar la procedencia de cada vino según su clasificación. Así, de ahora en adelante, los vinos de la denominación se calificarán en una escala piramidal de calidades, con el genérico vino DOQ Priorat en la base y el vino de Gran Vinya Classificada en la cúspide.

Nueva clasificación DOQ Priorat:

Clasificación DOQ Priorat
  • Vi de la DOQ Priorat: vinos que reflejan la personalidad genérica de la región.
  • Vi de Vila: transmite la tipicidad de la suma de los parajes vitícolas de un pueblo.
  • Vi de Paratge: muestra la esencia de un paraje concreto, de un trozo de tierra con características orográficas y/o microclimáticas particulares. Cualquier bodega puede hacer uso de esta división territorial siempre que todas las uvas procedan en exclusiva de uno de los 459 parajes identificados.
  • Vinya Classificada: nace de un viñedo de virtudes excepcionales que reclama ser embotellado aparte. Actualmente, sólo 3 bodegas (Clos Mogador, Vall Llach y Mas d’en Gil) cuentan con viñas clasificadas en la DOQ Priorat.
  • Gran Vinya Classificada: representa muestras muy escasas del talento natural e histórico de las joyas vitícolas más exclusivas, de trozos de tierra que fruto de una alianza entre la naturaleza y la tradición han mantenido su esencia inalterada en el tiempo. Por el momento, tan solo L’Ermita de Álvaro Palacios puede acogerse a dicha designación.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.