El otro Beaujolais

El Beaujolais es una pequeña región vitivinícola de la Francia rural, una postal de pequeños pueblos con casas de tejados rojos y ondulantes colinas de viñedos. Allí se vive sin prisas y se producen vinos sabrosos, elaborados casi exclusivamente con uva gamay, pensados para acompañar la cocina del campo. El vino más popular de la región es el Beaujolais Nouveau, un vino joven y afrutado que triunfa por todo el mundo. No obstante, en paralelo a este alegre producto, se elaboran también otros que, pese a compartir con él el método de la maceración carbónica, resultan mucho más complejos, nobles y longevos. Se trata de los llamados crus.

De norte a sur, los 10 crus son: St-Amour, Juliénas, Chénas, Moulin-à-Vent, Fleurie, Chiroubles, Morgon, Régnié, Cóte de Brouilly y Brouilly. Entre todos ellos elaboran unos 50 millones de botellas al año desde los suelos graníticos de los más reputados pueblos. La excepción, en cuanto a los nombres de los crus se refiere, la pone Moulin-à-Vent, cuyo nombre no coincide con el del pueblo, sino que fue tomado de un antiguo molino ubicado en Romanèche-Thorins, el pueblo en el que realmente se elaboran los vinos. Precisamente Moulin-à-Vent, junto a Fleurie y Morgon, elabora algunos de los Beaujolais a los que vale la pena prestar más atención.

En Moulin-à-Vent, el manganeso del suelo confiere cuerpo y estructura a los vinos y les permite envejecer con elegancia, adquiriendo con el tiempo una profundidad que les hace parecerse a los de la Côte d’Or. En sus 640 hectáreas se producen algunos de los vinos más formales, serios y concentrados del Beaujolais, que dejan sentir el roble de la crianza con mayor impronta que otros crus. Su sabor a chocolate y su perfume contenido se mezclan con una asombrosa riqueza táctil que resulta irresistible.

Fleurie es, como su propio nombre indica, una flor, un estallido de dulzor de fruta roja madura, uno de los vinos más aromáticos y elegantes del Beaujolais. De sus más de 800 hectáreas (el 3º en tamaño) salen anualmente algunos de los vinos más caros, pues Fleurie es el cru más afamado; sin embargo, posee también una eficiente cooperativa que produce vinos de gran elegancia a precios algo más asequibles.

Morgon resulta más estructurado, especialmente en el subdistrito de Côte du Py, donde crecen las mejores uvas que dan lugar a vinos robustos con aromas a cerezas y ciruelas rojas que el tiempo transforma en kirsch y chocolate. El carácter de las casi 1000 hectáreas de suelos de esquisto y granito obliga al vino de Morgon a pasar tiempo en botella, para pulir su empuje, algo recio en su juventud. Los vinos de productores menos reputados son más accesibles a edad temprana y tienen un sabor más suave.

Nuestros vinos recomendados de Beaujolais:

Olivier Merlin Moulin à Vent Beaujolais
Olivier Merlin Moulin à Vent
(Olivier Merlin, Moulin-à-Vent)
Louis Latour Moulin-à-Vent Les Michelons Beaujolais
Louis Latour Moulin-à-Vent Les Michelons
(Louis Latour, Moulin-à-Vent)
Château du Chatelard Cuvée Les Vieux Granits Beaujolais
Château du Chatelard Cuvée Les Vieux Granits
(Château du Chatelard, Fleurie)
Desvignes La Voute Saint Vincent Beaujolais
Desvignes La Voute Saint Vincent
(Louis et Claude Desvignes, Morgon)

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.